Color local

Algunos toquecitos sobre una nueva igualdad en cero y esta racha con el mismo resultado que se vuelve a repetir tras 38 años...

Por Pablo García

SEQUIA DEL GOLEADOR: Y cómo se extrañan los goles de Leo Romero. Tras dos situaciones claras de gol que se las taparon, parecía que la tercera era la vencida. Pero le quitaron de la garganta el grito cuando el juez de línea observó una posición adelantada. Después un par de remates que no lograron vulnerar a la valla rival. Si bien marcó durante todos los partidos de la pretemporada, solo en estos tres últimos partidos que no tuvo tan siquiera una alegría. Las buenas volverán…

TE CONOZCO: En la cancha hubo varios conocidos por bando. El regreso de Emma Francés al primer equipo del Milrayitas justamente ante su ex equipo. Otro fue Julio Caldiero, quien superó los cien partidos con la casaca del Candombero hace muy poco y solo reconoció ayer con un abrazo a Lucho Díaz, el único en cancha de aquel plantel del CALA de 2008. Otro que estaba en el estadio era Facu Coyra, pero en su caso ubicado en la platea y estuvo charlando con varios ex compañeros y allegados.

RACHA EN CERO: Estas tres igualdades dejan como saldo los siguientes datos históricos del Milrayitas: desde 2010 que no tiene una sequía de tres partidos consecutivos y sin que le conviertan goles. Aquella racha negra histórica sobre ese fin de año que llegó a siete derrotas consecutivas y sin un solo grito de gol que calmara la impotencia. El último muro que mantuvo el invicto comenzó tras el debut de Cachín Blanco con una seguidilla de tres victorias por 1-0 (Temperley, Central Córdoba y Comunicaciones) y una igualdad en cero ante Atlanta. ¿Y una racha de tres igualdades consecutivas? Tenemos que buscar en el archivo y la memoria hasta 1974, donde el la Copa Campeonato. Hay una coincidencia: el Candombero estuvo dentro de estos mismos resultados que había cosechado el CALA, junto a Arsenal y Dock Sud.

INSOPORTABLE CALOR: Lo padecían los jugadores en cancha. Si hasta el árbitro se apiadó dos veces para que se hidrataran los futbolistas. No había gaseosa o helado que calmara la alta temperatura a las que se sometieron los hinchas Milrayitas, en especial los que estaban en la tribuna Palacios. Por eso, además de un buen refresco, no venía mal un poco de sombra para no exponerse debajo del sol…

Domingo 5 de Febrero de 2012 | Fútbol Profesional

subir