Ellos allá

Las redes sociales todo lo pueden. Conocimos a Héctor a través del facebook oficial y en esta nota nos cuenta su historia. Ex directivo, ahora vive en Vigo y sigue al Milrayitas on line.

Por Leandro Saltamerenda

Hector Manuel Rodriguez / 52 años


YO VIVIA. En Félipe Boero, entre Rivera y Pereyra Lucena.

Y ME FUI. En el año 2002 porque la inseguridad en el país iba en aumento. Yo tengo 4 hijos, de los cuales dos jugaron en las Inferiores del club. El mayor bajo la dirección técnica de Barrera consiguió dos títulos en la Octava División; y el segundo jugó en Infantiles con la Viejita Pizarro, el chino Barragán y también Tito Garay. En aquel tiempo me pareció que era el momento de buscar un lugar para vivir con más tranquilidad, y entonces emprendí una aventura por 8 meses.

AHORA VIVO. En Vigo, España. Una ciudad maravillosa, donde tenemos mar y montañas y una buena calidad de vida.

TRABAJO. Desde hace 9 años en una empresa de camiones. Transportamos autopartes de autos a las fábricas Citroen y Peugeot.

YO TE SIGO. Siempre que juega por la tarde lo escucho on line y muchas veces también lo pudimos ver por internet.

TENGO. Trajimos muchas cosas. Por ejemplo, la camiseta de Franchoni que usó en la final de 1992 con Ituzaingó. También recortes de diarios del ascenso a Primera en el 2000, la tapa de El Grafico cuando le ganamos a Racing y más. Somos bien de Los Andes.

LA ULTIMA VEZ EN EL GALLARDON. No es de esas para recordar porque fue en Octubre y perdimos 3-0 con Sarmiento. Pero igual guardo muchos momentos hermosos, ya que jugué algunos años y fui alcanzapelotas. También estuve de vocal suplente en una época no muy feliz del club. Nadie quería ser directivo y para completar la lista me pidieron que me sumara: fue en la presidencia de Roma. Lo mejor de ese tiempo fue esa Temporada 1991-1992, que lamentablemente terminó con el último partido en la cancha de Independiente.

EXTRAÑO. Son muchas cosas, pero los sábados era la salida obligada. Fueron muchos años de seguirlo a todos lados, y el encontrarse con amigos que sienten los colores de la misma manera que yo es algo que me falta.

¿A LA CANCHA VOY? Poco. Sí voy mucho a ver a mis hijos. Los tres juegan Futbol Sala y el más chico de 19 está en el equipo más viejo de Galicia, que el año pasado cumplió 100 años. Ni bien llegue iba mucho a ver al Celta de Vigo porque había muchos argentinos. Berisso, Cáceres, Gustavo López, Caballero, Lequi, Coudet, Sava, Placente…

COMO ME VOY A OLVIDAR. Si tengo que elegir uno, el ascenso en cancha de Quilmes, ya que lo pude disfrutar con mis hijos Juan Manuel y Matias. La tribuna estaba colmada, me abrazaba con ellos, fue algo espectacular...

LLEVO EN MIS OIDOS. Lo que más me gustaba era cuando salían los jugadores a la cancha y ponían el himno del club. “Los Andes, Los Andes, del futbol sos el grande, Todos dicen que tú, sos la Maquina del Sur. Los Andes, Los Andes, que vas siempre adelante y si tú llegarás a perder, lo mismo te vamos a querer...”

 

(Si querés participar de esta sección o tenés familiares o amigos que vivan en el interior o exterior del país, escribí  a lsaltamerenda@clublosandes.com)

 

Sábado 14 de Enero de 2012 | Info Diaria


subir