El último acá

El Milrayitas trabajó este sábado en Pasteleros y completó la semana de entrenamientos en Buenos Aires. Se realizaron tareas de fuerza, de velocidad máxima y más. Ahora a las sierras....

Objetivo cumplido. Los Andes completó el primer tramo de su preparación mientras espera el reinicio del campeonato. Los cincos días de entrenamiento en el Campo Recreativo de Pasteleros pasaron con creces. Evaluaciones y registro de tiempos, tareas de campo y mucho más. Siempre al ritmo que propuso el preparador físico Diego Cinello.

La antesala del viaje a Tandil fue mejor de lo esperada. Y este sábado no fue la excepción. El cuerpo técnico dispuso diversos trabajos físicos y ellos respondieron. Primero se llevó adelante un actividad de fuerza sobre la arena, luego un circuito de máxima intensidad y por último un ejercicio de resistencia a la velocidad.

“No aflojen”. “Un esfuerzo más”. “Bien, queda una vuelta”. Fueron algunas de las frases que se escucharon en la mañana de Pasteleros. Y cada fin de actividad llegaba con aplausos y mensajes de motivación para la tanda que venía atrás. De todo el grupo, el único que trabajaba diferenciado era Maxi Castano, ya en la última etapa de recuperación de una distensión de ligamentos.

De 9 a 11. Dos horas a puro examen y después de un baño, a descansar con la familia y el domingo levantarse temprano para afrontar un nuevo tramo de la puesta a punto. Se viene Tandil y justo ahora no se puede parar. A seguir así…


 

Sábado 7 de Enero de 2012 | Fútbol Profesional

subir