El hombre indicado

Por conocimientos, capacidad, llegada a los chicos y principalmente por ser una persona de bien. Damián Timpani es quien coordina Villa Albertina y nos cuenta el balance de estos primeros meses al frente del predio. Realidad y transparencia ante todo...

Por Leandro Saltamerenda

¿Qué conclusiones sacás de estos primeros meses como Coordinador General del Fútbol Amateur?
En un principio, las cosas están saliendo bastante bien. Fui cumpliendo etapas, donde los dos primeros meses me la pasé mirando a absolutamente uno por uno de los chicos que vienen a Villa Albertina. Quizás no se el nombre y apellido de todos, pero sí la características y la forma de jugar de cada uno de ellos. Después, la segunda etapa fue la de recuperar juveniles que no estaban viniendo a entrenar y por otro lado, chicos que no estaban siendo titulares y que yo veía que eran distintos. Que tenían muchísimas virtudes como futbolistas. Además hemos avanzado mucho la parte física de todas las categorías. De Cuarta a Novena se ha hecho una mejora más que importante y se ha adquirido una profesionalidad como si fueran jugadores de Primera División. Tanto Marcos Díaz como Víctor han hecho un trabajo muy bueno y han bajado líneas de tareas tanto a Lucas como Ezequiel. Hoy hay una realidad: si me pedís chicos para jugar un partido en Primera no los tengo. Lo que sí hay son 10 o 12 juveniles súper interesantes para que el día de mañana los podamos llevar de a poco, potenciar y comenzar a entrenar con el grupo de profesionales.

En Inferiores siempre se habla de la formación, pero los resultados también roban atenciones, ¿qué categorías te han sorprendido a lo largo de este semestre?
Por más que a todos nos gusta ganar sabía que no podíamos competir con muchos rivales porque en la Zona Competencia hay clubes que nos sacan una diferencia abismal. Pero pese a todo hubo dos divisiones de Juveniles, sumada a la de Cotón que se han destacado por sobre el resto.

Hablás de la Quinta, la Octava y la 98` de Infantiles…
Sí, la Quinta de Hernán Da Graca, la Octava de Néstor Palopolis y la 98 de Luis Romero. Eso a nivel resultados. Y después súper conforme con el resto de los entrenadores porque con sus capacidades han llevado bien el grupo. Yo podía bajar el trabajo de algunos entrenamientos específicos, pero la libertad final la tenía cada uno de ellos. Y respondieron.

Sos un Coordinador con mucha injerencia en cuestiones de campo, en el aspecto táctico, trabajos de arquero…
Desde el vamos, tanto Pablo (por el presidente Pablo Paladino) como el resto de los dirigentes me pedían que maneje un Selectivo. Pero le dí prioridad a mirar. Yo tenía que aprender más que nada cómo se movía cada chico y hoy realmente se cómo le pegan a la pelota y las habilidades que tienen. Además siempre que faltó un técnico me metí de lleno en los entrenamientos y hasta el día de hoy, a todos los arqueros, incluido los de la 98` los entrenó yo porque considero que es un puesto sumamente importante y hay que seguirlos con atención.

Durante este ciclo una de las constantes fue haber bajado uno o dos veces por semana para entrenar con Primera, ¿en ese sentido es un punto a favor?
Sí, hoy debo agradecer tanto a Raúl como al Chelo por la posibilidad que nos están dando para que los chicos se muestren y tengan un roce mayor. Sinceramente me la ponen fácil al saber que todas las semanas puedo subir juveniles para que los vayan conociendo. Por más que la prioridad siempre sea la Primera, a nosotros nos viene bárbaro para el crecimiento de cada uno de ellos.

¿La diferencia física es lo que más lamentás?
Realmente es así. Los de Primera tienen una base física extraordinaria y nosotros la empezamos a agarrar ahora. Por ejemplo, la semana pasada se hicieron los test y hemos mejorado los tiempos en todo sentido. Por eso destaco la labor de Marcos. Además, Ferreyra (por el secretario Oscar Ferreyra) nos comentó la chance de que nos iban a poner a disposición un gimnasio a partir de enero y ahí sí vamos a dar un paso fundamental.

A lo largo de estas semanas te has mostrado satisfecho con las pruebas de jugadores, ¿te sorprendió la cantidad de chicos que han venido?
Sinceramente fue una gratísima sorpresa. Todos hablan de Villa Albertina y dicen que es una zona delicada y demás, pero desde el primer día súper encariñado y hoy sorprendido terriblemente por la repercusión que tuvimos. No quiero mentirte, pero calculo que vinieron más de 500 chicos. Y chicos más que interesantes.

¿Es difícil llevar adelante una jornada con tanta convocatoria? Porque siempre vamos a lo mismo: en un día no podés comprobar todo el talento de un futbolista…
Lo que pasa es que quizás los entrenadores miran más si la práctica salió bien, salió mal. Pero yo reparo en cuestiones puntuales y al que veo que es un pelín distinto lo citó otra vez y lo miro detenidamente. Va más haya de ser bueno o no. Hoy con un gesto, con un pase, un rechazo o una cobertura te das cuenta el potencial.

Y, ¿cuáles son tus objetivos para el 2012?
Hoy mi deseo es seguir emprolijando un poco todo porque realmente lo necesitamos. Yo siento que cada vez que nos visitan los demás clubes elogian el tener un terreno propio y es como que nosotros no lo sabemos aprovechar. Ojalá el proyecto podamos abarcarlo en todo sentido... Después trataremos de mejorar los resultados, reducir un poco los planteles para darle calidad a los entrenamientos y sin dudas, el objetivo Nº1 es nutrir al primer equipo de chicos surgidos en nuestras Inferiores. Apostamos a que podemos cumplirlo.

 

Miércoles 21 de Diciembre de 2011 | Fútbol Amateur

subir