Primero Primera VI

Derrotas y dudas. Un triunfo y otra vez la ilusión de quedarse. Difícil. Muy. Seguimos leyendo la revista Los Andes: la primera campaña en Primera, con el pulso del momento. Ya pasaron 50 años...

Por Marianela de León

1-

Edición número de 9 de la revista Los Andes. Viernes, 18 de agosto de 1961. Primera vez en primera. Parece un clima caldeado. Al menos el dire bien enojado estaba: “Se está en banca rota (sic), en plena catástrofe.”  

 “El aficionado adicto de Los Andes se está haciendo aún una pregunta. ¿En Atlanta eran solamente once? Porque la verdad que el equipo Bohemio pareció multiplicarse por dos o tres.” Y es que Atlanta “dinamitó” al rojo por 4-0. “Al avanzar un delantero de Los Andes, varios defensores le salían al paso, consiguiendo, bloquear al rival o a su pase, y saliendo de inmediato en ataque hasta la siempre en peligro valla de Goldbaum.”

 “Una vez más, y van…” Sin dudas, la figura del encuentro fue el portero Milrayitas. Un contundente 10 y “está todo dicho”. “Salvó al equipo de cifras de película, ahogando el grito de gol continuamente y fue el mejor valor albirrojo pese a los cuatro goles.”

 “La paciencia no debe perderse.” De esta manera, el editorialista de  la revista Los Andes aconsejaba a los “adictos albirrojos”. Y retoma la idea de “olor a catástrofe” que había mencionado en número anteriores. Octava derrota en el Torneo, tercera consecutiva. Primero River, después Atlanta. Ahora Vélez 1 – Los Andes 0. “La inoperancia de la delantera fue un hecho ya incuestionable. Nadie remata. Nadie entra. Nadie concreta. Todos hacen el pase adelante… atrás… al costado. ¿Y el arco? Ya vimos a Carrizo tomar mate en su arco, a Errea que hasta tuvo tiempo para las tortas fritas y el domingo a Piazza que se hechó una siesta junto a un poste.”

 Vayamos a la síntesis. “Como bombacha e’ nene fue la cosa.” Previo al partido había confianza en el equipo. Era “capaz de derrotar a Vélez”. Pero no fue así, ¿y qué pasó? “Los Andes con recursos precarios, con hombres y puestos de emergencia y una táctica equivocada, llevó el control de la lucha, pero siempre lejos del arco y sin peligro alguno para el arquero Piazza.” Y llegó el gol, a los 17 del complemento. “La poca suerte que acompaña al equipo, sumada a la táctica negativa que están empleando conspiran con la moral de los jugadores.”

 “Con esta derrota, Los Andes se ha visto relegado en sus aspiraciones de rehabilitación y mientras ésta llega, no falta el hincha que ya esté pensando que este año no nos salva nadies del descenso.” Momento duro para el Milrayitas y “poco para recordar”.
 A modo de clasificado: “El Club Atlético Los Andes necesita: mesa, escritorio grande y vitrina para trofeos. Ofertas: Avda. H. Yrigoyen 9549, Lomas de Zamora.”

2- 

La edición número 10 del viernes 1° de septiembre de la Revista para el hincha Albirrojo parece encantada. Y es que “por fin llegó el hada con su varita mágica y la posó suavemente sobre las cabezas de los muchachos de Los Andes. Todo aquél embrujo de semanas pasadas desapareció súbitamente y un horizonte mucho más sonriente se presenta ahora. El equipo encontró la ruta del gol”. El Milrayitas “ya es otro cuadro”.

 “Una increíble derrota ante San Lorenzo” pero “jugando bien” y una conquista sobre Gimnasia con “solidaridad” y “optimismo”. Paso a paso… 

Dire Pireni, ¿Una vieja historia repetida? “Porque con el ciclón de haber salido victorioso Los Andes, la justicia hubiera sido plena, pero en cambio las cosas salieron al revés, y lo que ya se consideraba un triunfo de significación, quedó convertido en una derrota, por obra pura y exclusiva del referee incompetente (R. Turner) que cambió repentinamente y a su antojo, todo el trámite del match.”

 Los Andes había repuntado. El partido era suyo. Lo manejaba. “Magnífico, bien armado y con ganas de fusilar” a San Lorenzo. Gol de Víctor Rodríguez  en el primer acto y “ya se  saboreaba el triunfo”. A los 43, llega de penal el empate. Un regalo del juez. Y ya para el complemento, “Los Andes  aflojaba más y más. Se repetía una vieja historia. Salir a no perder” hasta que a los 20, llegó el segundo del Ciclón y quedó sellado el marcador. “San Lorenzo – Turner 2- Los Andes 1.”

 El turno de Gimnasia.” Los Andes había acumulado más merito que su rival a lo largo de esos primeros cuarenta y cinco minutos iniciales y la paridad en el tanteador era premio excesivo para Gimnasia.” Con “mucho optimismo” se esperaba la victoria del equipo albirrojo. Segunda etapa y el Milrayitas salió al ataque. A los 26, apareció Villegas y un “oportuno gol”. De ahí en más, “no hubo más partido. Mansamente se entregó Gimnasia  a la manifiesta voracidad de los ágiles locales”. Pitazo final y “entre aplausos merecidos, se retiro de la cancha el vencedor de este partido, el justo triunfador Los Andes.”

Solidaridad. “Socios y simpatizantes del Club Atlético Los Andes hacen llegar a los integrantes del primer equipo, así como a la dirección técnica y física, las expresiones de su mayor estima y apoyo por la campaña realizada […] Quieren asimismo, hacerles llegar su voz de aliento, sabiendo que, como hasta el presente, brindarán sus mejores esfuerzos a favor de la honrosa actuación que merecen nuestros gloriosos colores”. La voz del editor opina: “Simpático gesto de solidaridad, que es menester destacar en esta hora donde el exitismo parece señalar rumbos en todos los órdenes de la convivencia humana.” 

 

Viernes 18 de Noviembre de 2011 | Datos y Estadísticas


subir