DEP. MORON 1

Torazo en rodeo ajeno... Gran triunfo del Rojo en el Oeste. Los de Cascini volvieron a mostrar su mejor cara y ya son siete los juegos sin perder. Leo Romero por duplicado, Castano y el Pitu Gómez, los goles. Las 3 G...

Por Leandro Saltamerenda

Nada es casualidad. Si las cosas se hacen bien, los resultados llegan. Y salvo aquel traspié ante Colegiales, Los Andes siempre mereció más que su rival. Se le escaparon puntos increíbles, tenés razón, pero nunca bajó los brazos. Y en el Francisco Urbano, una cancha siempre complicada, el conjunto de Raúl Cascini volvió a ser protagonista. Ganó con autoridad y con un nivel colectivo que robó elogios en la platea local. ¿Qué el empate del Gallo en el amanecer del segundo tiempo hacía remover las heridas? No, te equivocás. El Milrayitas acalló todo tipos de fantasmas y con dos sopapos, uno detrás del otro, abrió la caldera en el Oeste. Hoy no sirven los peros. El Rojo lleva siete juegos sin perder, juega bien y de a poco, se va acercando a los primeros lugares. ¿Qué todavía falta? Lo sabemos. Pero mientras tanto matamos el tiempo disfrutando de este presente. Fue 4-1 sobre un viejo conocido y qué sigan las alegrías…

De menor a mayor. In crescendo. Paso a paso. Como más te guste decirlo. Si el Rojo hizo la diferencia fue porque supo manejar los ritmos y jamás dejó jugar a su rival con libertad. En los primeros minutos le costó tener la pelota, pero la presión constante de Emmanuel Francés hacía pensar un desarrollo favorable. El 8 atoraba una y otra vez sobre la salida y así fue contagiando a sus compañeros. Primero se entusiasmó el Pitu Gómez, después Guille Ojeda hasta llegar a Maxi Castano. Es que el Pelado armó una gran jugada sobre la banda izquierda, se sacó dos hombres de encima, envió un centro bombeado y apareció la cabeza goleadora del 9 para provocar el silencio generalizado en el Oeste. Gol, otro del zarateño para satisfacción de Lomas. El reloj no llegaba al cuarto de hora y el CALA ya sacaba diferencias.

Como era de esperar, con el 1-0, Morón intentó reaccionar y tuvo en Gustavo Britos a su hombre más desequilibrante. El juvenil hizo un par de jugadas individuales, pero cayó en los intentos. Y Los Andes siguió en la suya. El carril izquierdo era una invitación al ataque y entre Emir Ham, de gran encuentro, y el Pitu Gómez, apareciendo por sorpresa, supieron cómo explotarlo. Sin embargo, el primer tiempo terminó con la ventaja mínima y de regreso en el complemento, el Gallo, en 20 segundos, hizo todo lo que no había hecho en los 45 minutos iniciales. Manejó rápido la pelota, la movió de derecha a izquierda y el Pelado Ortiz, con un zurdazo rasante, marcó el 1-1 parcial. Cachetada a la ilusión. De nuevo a empezar de cero. ¿Para qué tanto sacrificio y trabajo? Nos preguntamos… 

Pero el Milrayitas no agachó la cabeza. Cascini y el Chelo Delgado pegaron un par de gritos, y el resto lo hicieron los de arriba. Contra rápida, el Turco Ham escaló por enésima vez y el zapatazo provocó el rebote largo de Diego Ezquerra, que fue bien capitalizado por Castano. Toque y a la red. Los Andes estaba arriba por segunda ocasión en la noche. Y no iba a bajarse más. Porque en la jugada siguiente, Gómez le robó la pelota a Bravo y definió al primer palo del 1. ¿Fue de caño, Pitu?, le consultamos en los vestuarios. “Sí, sí, lo hice de cañito”, respondió con toda su picardía.

Así se escribía la historia. La visita ganaba cómodo, jugaba bien y tenía picos muy altos. Atrás sin problemas, adelante pura contudencia. Y fue tal que en una de las primeras jugadas del ingresado Gastón Lucano, el árbitro Pablo Dóvalo sancionó penal y Leo Romero lo cambió por gol. Sí, quién otro si no. Un asesino del área: 10 goles en 12 partidos. Solo aplausos…

Los últimos minutos casi estuvieron de más. En ese ínterin, el hincha local se descargó contra todos y Los Andes aprovechó para desplegar su fútbol en el campo. Defensa sólida, volantes comprometidos y delanteros on fire. Claves de un equipo protagonista. De un equipo que se ilusiona en pelear arriba. Falta sí, pero acordate: nada es casualidad…

SINTESIS

Dep. Morón (1): Diego Ezquerra; Sebastián Pérez, Cristian González, Joel Bravo, Juan Pablo Rochi; Dante Acosta (ST 10’ Mauro Bustos), Hernán Lillo, Cristian Ortiz (ST 23´ Gastón Ada); Gerardo Martínez (ST 16´ Javier Sanguinetti); Nicolás Slimmens y Gustavo Britos. Suplentes: Fabián Zalazar, Hernán Bruno, Nicolás Esquiu y Mauro Cantoro. DT: Ruiz / López.

Los Andes (4): Luciano Díaz; Angel Alonso, Leandro Corulo, Pablo Nieva, Emir Ham; José Luis Gómez, Gabriel Gandarillas, Emmanuel Francés, Guillermo Ojeda (ST 32´ Damián Bogado); Maximiliano Castano (ST 21´ Gastón Lucano) y Leonardo Romero. Suplentes: Maximiliano Scapparoni, Marcelo Chávez, Gustavo Pinto, Martín Rose y Rodrigo Acosta. DT: Raúl Cascini.


Goles: PT 12´ Romero (LA); 29´´ Ortiz (DM), 5´ Castano (LA), 6´ Gómez y 25´ Romero, de penal, (LA).

Amonestados: ST 2´ Francés (LA), 8´ González (DM), 11´ Pérez (DM), 28´ Bravo (DM) y Rochi (DM).

Arbitro: Pablo Dóvalo.

Asistentes: Diego Barón y José Barranco.

Estadio: Deportivo Morón.

 

Viernes 21 de Octubre de 2011 | Fútbol Profesional

subir