Primero Primera V

Dos hinchas reviven un emoción que ya cumplió 50 años: el debut de Los Andes en la máxima categoría, en 1961.

Por Mauro Castro

¿Quién dijo que cincuenta años es mucho tiempo?. Menos cuando se trata  de sentimientos, y mucho menos si ese sentimiento se llama Los Andes.  Cincuenta años es el tiempo transcurrido desde aquel 1961, fecha que marca la primera participación del milrayitas en Primera División, en el fútbol grande. Quizá no fue con los resultados esperados, porque Los Andes no pudo permanecer en la categoría. Pero vale la pena repasar algunas anécdotas.

A la hora de recordar campañas de equipos de fútbol, generalmente lo primero que recordamos, es la formación de ese equipo (o por lo menos algunos de los integrantes) y el resultado del debut. Serafín Casanova, que ya entonces seguía a Los Andes, aporta con mucha precisión:  “El primer partido, que  se jugó el 16 de abril de 1961, fue en la cancha de Quilmes. En realidad correspondía a la tercera fecha y el rival era  Independiente. Los Andes perdió 3-0, y la formación fue: Goldbaum, Salas y Abril; Giaimo, Romero y Schiro; Baiocco, Migone, Pedutto, Reynoso y Sesti.” De memoria.

Y si el primer partido de un campeonato – histórico, por su parte, por ser el primero de Los Andes en primera división- se recuerda con gran precisión, qué se puede decir de la primera victoria en un torneo. Y mucho más cuando el rival vencido fue uno de los grandes del fútbol argentino.

Román de León, hincha del CALA de toda la vida,  aporta: “Nunca me voy a olvidar del gol de taquito de Farías con Boca”. En ese encuentro Los Andes obtuvo su primera victoria en la temporada, y en la mismísima Bombonera. Fue por 1-0, “con gol de Farías a los 37 minutos del segundo tiempo”, precisa Casanova. “En ese año Los Andes derrotó a Boca y a River”, agrega Casanova, que, dice, se iba en bicicleta hasta Quilmes a ver los partidos.

De León recuerda que en un partido frente a Independiente se produjo un hecho muy particular entre el  arquero de Los Andes, León Goldbaum, y el Negro Rolan, delantero de Independiente: “Goldbaum escupió al Negro Rolan cuando iba a patear un penal y el Negro Rolan le dio una piña. Entramos ganando y salimos perdiendo”.

Serafín Casanova, evoca que debido al ascenso la dirigencia de Los Andes aprovechó para llevar adelante la construcción de la actual tribuna Palacios.  “Cada una de las piezas eran colocadas manualmente”, recuerda. Este hecho, explica porqué Los Andes debió ir mudándose de estadios para jugar de local. En esa temporada el milrayitas actúo de local en los estadios de Banfield y Quilmes.

Siguiendo con los recuerdos, Román de León cuenta que junto con sus amigos  tenían por costumbre antes de cada partido de Los Andes hacer un asado. Era un ritual.

El 29 de Noviembre es una fecha que según cuentan,aquellos que vieron a Los Andes de 1961, quedará marcado en su memoria. Ese día el Milrayitas  enfrentó a San Lorenzo en cancha de Quilmes. Los Andes perdió 5 a 3.  “El DT de Los Andes era René Pontoni, que había sido jugador de San Lorenzo. Por aquel entonces José Sanfilippo jugaba en el Cuervo, y al finalizar el encuentro, Sanfilippo se disculpó con Pontoni por mandar al equipo de su ex compañero al descenso”, relató Casanova.  De esta forma se consumaba el descenso de Los Andes a la Primera B.

Casanova, trazando un paralelismo, afirma que la temporada de Los Andes en 1961, por la expectativa generada en sus hinchas “fue una ilusión parecida a la del ascenso a primera división del año 2000” .

Viernes 21 de Octubre de 2011 | Datos y Estadísticas

subir