Un 10 distinto

Franco Asencio maneja los hilos del equipo, pero también sorprende con su despliegue físico. "Muchos se esperaban un enganche clásico, sin tanta movilidad, y a mí me gusta agregarle algo más al juego", dice el patagónico antes de recibir a Tense.

Por Leandro Saltamerenda

Si bien se perdieron algunos puntos importantes sobre la hora, ¿en estas últimas fechas se fue encontrando el nivel que tanto pretendían?
Sí, creo que mejoramos mucho. Por suerte alcanzamos un buen funcionamiento y gracias a ello, se nos están dando los resultados. El triunfo del otro día con Defensores fue muy importante para nosotros y ahora se viene otro partido clave como lo es el del Platense. Sabemos que hay entrar a la cancha con mentalidad ganadora si es que queremos seguir por este camino.

¿Esta clase de rivales son los que te marcan para qué está el equipo?
Lógicamente. Más allá de que venimos con una buena racha vamos a enfrentar a un equipo muy duro y que también tiene pretensiones de pelear arriba. Los dos son grandes de la categoría, pero Los Andes tiene que hacer valer la localía, la gente y toda su historia para sacar adelante este partido.

¿Cuánto vale para el grupo acostumbrarse a no perder?
Mucho. En este tipo de torneos, que cualquiera le puede ganar a cualquiera y son muy trabados, es fundamental sumar. A nosotros se nos escaparon un par de puntos sobre la hora y nos dolió mucho. Por eso valoramos tanto la victoria con Defensores. Si bien uno siempre se tiene confianza, con triunfos como este te convences que podés ganar, que podés jugar bien, que podés meter... Y ahora queremos repetirlo.

¿Qué es lo mejor que tiene Los Andes?
El plantel. Hay un grupo humano muy bueno y después se ve reflejado en la cancha. Tanto los que estamos adentro como los que no son citados siempre tiran para el mismo lado y eso contagia. No es casualidad ver un equipo aguerrido, compacto, solidario. Creo que estamos haciendo muy bien las cosas en ese aspecto.

Llevas casi tres meses en el club, ¿cómo te trata Lomas?
Muy bien, muy a gusto. Desde que llegue me siento cómodo y ahora que vino la familia mucho mejor. No hay excusas. Solo queda trabajar, entrenar duro en la semana y seguir rindiendo cada vez que me toque jugar.

Cuando llegaste todos hablaban de tus condiciones ofensivas, pero hoy muchos se sorprenden con tu faceta en la recuperación. No es común un enganche con tanta marca, sacrificio, recuperación…
Sí, puede ser. En los clubes que jugué, me pasó lo mismo. Muchos se esperaban un enganche clásico, sin tanta movilidad, y a mí me gusta agregarle algo más al juego. Colaborar con el equipo, marcar, dar una mano a los volantes. Uno siente que cuando no tiene la pelota le falta algo y trata de suplantarlo de cualquier forma.

Siempre se establecen diferencias entre la forma de juego de la B Nacional y la B Metropolitana, ¿te la imaginabas así?
A decir verdad, no. Pensé que se jugaba fuerte, pero no tanto. Hasta que no lo comprabas, no lo terminas de creer. A mí me tocó recibir algunos golpes en las primeras fechas y hoy quizás vengo arrastrando una lesión en el tobillo que me tiene a maltraer. Pero nada del otro mundo. Tratamos de ponerle el pecho a la situación y continuar de la misma forma. 

El otro día dijiste que te sorprendió la convocatoria que recibieron en la Expo Lomas…
Es que uno no estaba acostumbrado. Desde que empezó el torneo, los hinchas se han mostrado en buen número en la cancha y eso para nosotros es muy bueno. Además el año pasado la tuvieron difícil y ahora estamos trabajando para darles la alegría que tanto merecen.

Sábado 15 de Octubre de 2011 | Fútbol Profesional

subir