Cambiar la suerte

Un nuevo entrenamiento en la Guapeada. Los Andes practicó en horas de la tarde del jueves y Raúl Cascini destinó la jornada para mejorar algunos aspectos del juego. La definición, la pelota parada y los movimientos defensivos, bajo la lupa...

Todavía sacudido por la temprana eliminación en la Copa Argentina a manos del humilde Riestra, Los Andes se entrenó el jueves en la soledad de Ezeiza. Lejos de la muchedumbre, las criticas y otras cuestiones. Y es lógico. No debe perder su objetivo en el camino. El sábado se viene un partido clave frente a Tristán Suárez y los tres puntos se tienen que quedar en cancha. Es más que un pedido, es una necesidad. Este equipo puede. Este equipo debe conseguirlo…

Ahora se invirtieron los roles. El otro día hicieron trabajos regenerativos los habitules titulares, y esta tarde les tocaron a los suplentes. Cabeza gacha, trote y mucha elongación para aquellos futbolistas que fueron de la partida con el Blanquinegro. En cambio, los que no estuvieron citados trabajaron bajo las órdenes del entrenador Raúl Cascini y compañía. ¿Algún lesionado? El volante Damián Luna sigue intensificando su recuperación y Claudio Leguizamón no se entrenó, ya que sufrió un fuerte traumatismo en el tobillo izquierdo.

Como el ensayo de fútbol del miércoles ante la Quinta División dejó conclusiones más que positivas, el cuerpo técnico destinó la práctica para retocar otros aspectos del juego. Así se llevaron a cabo una actividad en espacios reducidos, ejercicios de definición y movimientos de ataque-defensa, donde se hizo hincapié en la pelota parada. Centros y más centros para evitar nuevos dolores de cabeza.

Sí, el Rojo sumó más horas de trabajo y más de uno se ilusiona con cambiar la suerte para que el encuentro ante Tristán no se otro mal trago.

 

PROXIMO ENTRENAMIENTO: Este viernes a las 10 en el predio de La Guapeada, Ezeiza.

Jueves 15 de Septiembre de 2011 | Fútbol Profesional

subir