Cascini, sin filtro

Una conferencia de prensa para no perderse. El técnico Milrayitas respondió todas las preguntas y dejo frase contudentes. La eliminación en la Copa, los pibes, el torneo local, la bronca de los hinchas, el proyecto a largo plazo, las Inferiores y más...


¿Qué análisis haces de esta eliminación en la Copa?
En el balance de los 90 minutos, Los Andes fue mucho más y mereció otra cosa. Lamentablemente no lo pudimos conseguir y nos quedamos con las manos vacías. Pero sí es importante para Los Andes ver a estos jugadores, ver que tienen futuro y ver que para adelante también hay cuestiones interesantes en el club.

Más allá del rival, ¿el rendimiento se puede analizar? ¿Era medida para vos este partido o más que nada querías que los chicos tengan el rodaje que quizás no pueden encontrar en el torneo local?
Y lo van a tener, por qué no. Yo le doy la posibilidad a todos. No importa la edad, no me importan los nombres, no me importa nada. Sí me importan los rendimientos y estos son partidos para tener en cuenta. Estás jugando con un rival, por los puntos, por cosas importantes. Y ahí es donde se ven los jugadores. Las prácticas, los amistosos no dejan de tener una importancia particular. Sí estos partidos las tienen y muchos de ellos han demostrado que pueden. Y en ese sentido, me voy conforme.

¿Creés que fue un acierto haber elegido una formación suplente para este partido o quizás hubieses mechado con algunos de los titulares?
No, lo más importante para nosotros es el campeonato local. Lo dijimos siempre y no vamos a cansar de repetirlo. Los Andes está comprometido en ese torneo y no en este. Entonces, uno le tiene que dar más importancia a lo que es más importante para el club y es el torneo. Por la situación que lo han dejado a este club y por los puntos que no se han sacado en torneos anteriores. Y uno tiene que levantar eso. Es donde más unidades se deben sacar, no esta Copa. Sí queríamos pasar, soy muy sincero. Apostamos a eso, no se dio y los penales son para cualquiera.

¿Esta derrota influye en el estado anímico con vistas a lo que viene en el torneo?
No, porque a los chicos dentro de todo uno siempre los va a tratar de levantar y les va dar el animo que le tiene que dar. Todo el plantel estaba acá y como verán, este plantel es muy unido. Todos los jugadores van a todas las canchas y es algo que nosotros queremos. De hecho, cuando terminó el partido fueron al vestuario y se saludaron entre todos. Y eso es muy importante porque el grupo está muy bien, está firme, está fuerte y tienen todos la cabeza puesta en el sábado. En el partido más importante para nosotros.

El hincha de Los Andes se fue bastante enojado y con insultos hacia vos, ¿te molesta teniendo en cuenta que agarraste un equipo lastimado, que lo has hecho nuevo?
Desde el primer día que me insultan, no se por qué. No tengo problemas que me insulten. Mucho más lindo estaría que alienten al equipo y no que me insulten. No hay problema, tengo la espalda suficiente para que digan lo que quieran. Tengo el apoyo de la gente que tengo que tener y estamos haciendo un trabajo realmente serio. Aquellos que nos siguen y están con nosotros en el día a día lo saben. Y nos dedicamos no solo al equipo profesional, si no también a tocar a la gente de las Inferiores. Nos juntamos con ello y sin ir más lejos. hoy dos chicos de la Quinta División estuvieron en el banco de suplentes. O sea, uno piensa más allá del futuro de Los Andes. Nosotros estamos apostando a cosas importantes para la institución. Estamos tratando de que este club sea lo que se merece, es decir un club serio, un club con pretensiones grandes, un club que pueda empezar a generar a partir de sus Inferiores y hay que darle importancia a muchas de esas cosas. No soy un ave de paso, no quiero serlo. No quiero ser un técnico que venga y se dedique nada más que a la Primera División y me vaya. Yo me río cuando la gente me insulta y me dice que vine a robar. ¿A robar? La verdad, gracias a Dios no tengo la necesidad. Sí vine junto a la dirigencia y los jugadores a tratar de que Los Andes sea Los Andes. De hecho, creo que lo estamos consiguiendo de a poquito. Todos saben que es un plantel nuevo y hay que armarlo. En realidad, todo hay que armarlo en este club. Este club estaba destrozado. Le guste a quien le guste, yo lo digo. No tengo pelos en la lengua y nunca los tuve. Tampoco cassete. Cuando yo vine acá había dos pelotas de fútbol y no teníamos ropa para entrenar. Hoy es un club. La cancha pintada, tenemos todas las comodidades que un institución deportiva se merece y yo creo que la gente de Los Andes tiene que ver esas cosas. No venir e insultar desde el primer minuto. Gente que puede estar en la política o vaya a saber dónde. A mí no me interesa. Lo único que me importa es que Los Andes crezca y tratar de ponerlo donde se merece. Nada más. 

Teniendo en cuenta lo comprometido que está Los Andes con el promedio, ¿se puede pensar en el campeonato o lo primordial es sumar puntos?
La idea que yo trato de meterles a mis jugadores en la cabeza es mirar el campeonato. Más allá de que hoy contamos con 7 puntos y que podemos estar lejos de la punta, si tenemos la suerte de ganar el sábado y el partido postergado, nos vamos a meter de nuevo en el pelotón de arriba. Pero esa es la idea. Y lo vuelvo a repetir. Uno aspira a que el club siga creciendo como lo está haciendo ahora. El que es ignorante no es culpa mía. La gente ve que el club está creciendo y eso es lo más importante. Y creo que para el hincha real de Los Andes también. Si algún día me toca ir de esta institución lo voy a hacer con la cabeza bien alta y que mis jugadores digan que yo les dí las posibilidades a todos. Eso es lo más importante que uno tiene que dejar al paso de un club. No solamente pensar en venir y dedicarse a una sola cosa. A mí me pagan para dedicarme a la Primera División, pero trato, y como siempre fui, preocuparme por todo. Y me gusta ocuparme de todo.

Hablaste de un crecimiento también institucional. Da la sensación en tus palabras que te sentís respaldado por la dirigencia, ¿así lo percibís vos?
Yo creo que sí. A mí me lo hacen saber de esa manera. Me lo dice gente que está en el club hace añares y hace mucho que no ve algo así. Y ojalá que si algún día nos toca irnos, puedan reconocer lo que uno hizo. Pero bueno, esto es fútbol y lamentablemente a veces los tiempos apuran... Igual, me parece que esta dirigencia joven e inteligente sabe lo que tiene que hacer.  Me pueden decir un montón de otras cosas, pero de lo profesional, no. Vengo, hago mi trabajo, todas las horas que lo tenga que hacer y no tengo ningún tipo de problema.  Porque así me manejé toda mi vida, toda mi carrera y lo voy a seguir haciendo de la misma manera.

Jueves 15 de Septiembre de 2011 | Fútbol Profesional

subir