El 1 se prepara

Los Andes visita Mataderos y el arquero Maxi Scapparoni nos deja su punto de vista. "Va a ser muy lindo jugarlo. Por la cancha, por la cantidad de público que lleva Chicago y también porque es la oportunidad perfecta para levantar cabeza", dice.

Por Leandro Saltamerenda

¿Cómo se vive la previa a un encuentro tan importante como Chicago?
Sabemos que la semana no fue buena. Arrancamos con una derrota, y con el correr de los entrenamientos nos fuimos mentalizando en este partido, que para mí va a ser muy lindo jugarlo. Por la cancha, por la cantidad de público que lleva Chicago y también porque es la oportunidad perfecta para levantar cabeza.

Después de los triunfos con San Telmo e Italiano, en la categoría se empezaba a hablar otra vez de Los Andes, ¿Qué pasó? ¿Los sorprendieron?
Ni hablar. Estábamos todos muy ilusionados con la tercera victoria al hilo y no se dio. El fútbol tiene estas cosas. Si hubiésemos ganado todos los partidos, estarían comparando a Los Andes con el Barcelona y ahora que perdimos dos fechas seguidas y pareciera que somos los peores del mundo. Y no es así. Hay que estar tranquilos y encontrar un buen funcionamiento para convertir esta racha adversa en un mal recuerdo. Nada más.

¿Es el mejor rival que les podía tocar para emprender la levantada?
Seguro. Yo siempre dije que es mejor recuperarse contra los grandes, porque quiere decir que estás a la altura de circunstancias. Además va televisado, lo ven los demás y eso influye. Como dije, es un lindo partido para jugar.

Pese a las dos derrotas, lo mejor que mostraron en el torneo fue la defensa, ¿están tranquilos en ese aspecto?
En ese sentido, muy bien. Tal vez podemos tener algún error, pero es normal. Yo creo que es el fuerte de este equipo. Con Nieva, cuando lo hacía Mena, ahora que le tocó a Corulo y lo hizo de una manera increíble. Creo que atrás estamos seguros y hay que seguir así.

¿Dónde están fallando?
Y me parece que nos está faltando hacer el primer gol. Eso siempre te da tranquilidad y te permite manejar bien la pelota. Y en la mayoría de los partidos que jugamos se dio al revés. Es como que a nosotros nos costó entrar en partido y el rival lo aprovechó. Así que esperemos que con Chicago sea la excepción y podamos marcar rápido. 

Y en lo personal, ¿cómo estás? ¿Cómo fue tu regreso al país?
Muy bien. Estoy muy cómodo en Los Andes y contento por el grupo que me toca integrar. Siempre hablamos de lo mismo con los chicos. No hay diferencias en el vestuario y tampoco adentro de la cancha. Hoy siento que debemos mejorar en lo futbolístico, pero también nos está faltando esa cuota de suerte que todo equipo necesita. Estoy seguro que cuando la tengamos de nuestro lado va a ser diferente.

Muchos todavía te hablan de Boca. ¿Cómo se convive con los recuerdos?
Es que lo que ha sido Boca es eso. Un montón de recuerdos lindos y nada más. Hoy el presente es Los Andes y mi corazón dice que mañana tenemos que salir a ganar como sea. Yo estoy feliz de estar en este club y obviamente que expectante de obtener algunos triunfos para prendernos de nuevo en la pelea y luchar por el campeonato. Ese es mi objetivo y creo que el de todos.

 

 

Viernes 9 de Septiembre de 2011 | Fútbol Profesional

subir