A la casa del Torito

Los Andes cerró este viernes los entrenamientos con una distendida jornada en La Guapeada. El técnico Raúl Cascini aún no confirmó el equipo porque espera la evolución de algunos jugadores. Gandarillas hizo tareas diferenciadas...

Ya está concentrado. Ya tiene la mente puesta en el partido ante Nueva Chicago. Los Andes se entrenó este viernes en el predio de La Guapeada y llega con el ánimo renovado al cruce con el Torito. ¿El equipo? No está confirmado. El técnico Raúl Cascini aún espera la evolución de algunos jugadores. Por ejemplo, el volante Gabriel Gandarillas volvió a trabajar en forma diferenciada, ya que arrastra molestias de la lesión sufrida frente a Colegiales. Misterio, entonces. En Mataderos se devela…

Fue una jornada distendida, con muchas risas y algunos trabajos recreativos para devolverle la confianza al plantel. Mientras Franco Asencio, Alejandro Mena, Rogelio Martínez y el mismo Gandarillas se entrenaban con el kinesiólogo Mauricio Di Benedetto, el grueso del grupo escuchaba las órdenes del preparador físico Diego Cinello.

La mañana arrancó con los clásicos movimientos precompetitivos y luego se llevó a cabo una actividad en espacios reducidos que tenía un atributo destacado: desde los extremos del campo llovían centros y tiro de esquina. Cualquier similitud con los partidos jugados no es mera coincidencia... Exacto: se entiende la idea del cuerpo técnico. No se pueden repetir los errores de Comu y Cole…

Lo estaban esperando. Para finalizar la práctica, el Chelo Delgado repartió pecheras por doquier y se armó el picado de los viernes. Leonel García Barros como arquero y en el otro arco entre Rodrigo Acosta, Leo Corulo y Gastón Lucano se repartían los guantes para ver quien recibía más goles…

Está a la vista. Pese a las dos derrotas consecutivas, el ánimo de Los Andes no cambió y quiere potenciarlo con un triunfo. Qué sea en Chicago y en Mataderos. Vamos Rojo por la levantada….

Viernes 9 de Septiembre de 2011 | Fútbol Profesional

subir