Primero Primera III

50 años son un montón. Pero la emoción no se borra para quienes vivieron de adentro la temporade debut en la A. 'Rec' para León Goldbaum y José Giaimo ¡Idolos!

Por Marianela De León

Y ya van 50 años de nuestra primera vez en Primera. Puede ser que haya que presionar a la memoria para evocar algunos recuerdos con mayor nitidez. Y sí, cuesta, pero esas miles de sensaciones que sintieron los protagonistas del ascenso están ahí, al borde de una lágrima o de un: “¡Qué épocas aquellas!”
 José Giaimo, volante derecho, debutó en Los Andes en 1958. “Anécdotas hay un montón. Es para empezar hoy y terminar mañana”. Y mientras elige algún momento vivido para compartir, no evita deslizar una risa pícara. Seguramente, infinitos recuerdos llegan a su cabeza. Todos juntos y en una pelea para ver cuál es el primero en ser repasado.

“Escucho el nombre Los Andes y me agarra un escalofrío”, confiesa León Goldbaum, un arquero como pocos y figura en el ascenso del '60. “No lo voy a olvidar nunca. Le pudimos entregar un triunfo de esa índole no sólo a los dirigentes sino a la gente”. Estima que alrededor de dos mil personas seguían al milrayitas.

7 de mayo de 1961. Llegaba la cuarta fecha y el rojo debía enfrentar a Boca. Nada más y nada menos que en la Bombonera. Giaimo relata: “a más de uno nos temblaban las piernas” porque entrar en una cancha con tanto público “no era algo normal”. Y más aún, al tratarse de la primera vez cerca de los grandes. Eso no impidió que los muchachos trajeran una victoria a Lomas de Zamora. Boca 0 – Los Andes 1. Gol de taquito de Farías. “¡Fue una emoción ganarle a Boca!”, exclama Giaimo.
La resaca nos ganó fue el titular de la revista de Boca. El arquero conserva el ejemplar, que compró al día siguiente del partido. Dato: León Goldbaum se había iniciado en el club Xeneixe a los 13. Permaneció allí hasta los 21.

“Cada vez que miro una foto digo: pensar que ganábamos en tal lado, viajábamos con tales muchachos”. Por esos años, los jugadores no concentraban antes de un partido y si tenían que viajar para jugar en condición de visitante, lo hacían como podían. Ésa fue una de las historias que Giaimo más disfrutó de rememorar. Y si bien el recuerdo de las fechas se va borrando naturalmente, José Giaimo se trasladó mentalmente en el tiempo para recrear un viaje de regreso a Lomas de Zamora.  Volvían en tren, “en segunda”, luego de un partido con Unión de Santa Fe. “La pasamos fenómeno”, afirma. “El entrenador había comprado un alfajor grande para llevar como un regalo a su familia y no se quería dormir por miedo que se lo robaran. Un segundo que cabeceó “y se comieron el alfajor”. Acusó a Angel Reynoso del crimen. Al intentar defenderse, el sospechoso no pudo hablar: “tenía la boca llena”.

Goldbaum llegó al Milrayitas cuando tenía 30 años. Un técnico de las inferiores del club lo citó a través de un amigo. Se ríe al recordar que se llevó “una sorpresa inmensa” porque desconocía que la institución había ganado el ascenso a la Segunda División (1957). Los Andes organizó un partido con Talleres (RE) para probarlo. “Y la rompí, me llevaron a una casa y arreglamos. Al otro día, me llamó el otro equipo (Talleres) para ver en qué situación estaba”.
Goldbaum fue campeón en el '60 y quedó como arquero para la temporada en Primera. Llegó River. “Me acuerdo que era capitán” del equipo y en el conjunto de Nuñez estaba Amadeo Carrizo, “un famoso arquero de esos tiempos”, aclara, cómplice. El referí los reunió para sortear el arco. Aquí aparece otro suceso inolvidable para nuestro guardavallas: “Jovato, ¿cuántos años tenés?”, disparó Carrizo con tono burlón, “pero bien”. “Creo que vos sos más grande”, le siguió el juego  Goldbaum .

La charla merece ser interminable. Historias no faltan. Ambos destacaron la unidad que tenían como grupo. “Éramos muy unidos. Hubo alguna discusión con la comisión pero las diferencias las arreglábamos nosotros”, sostuvo José Giaimo. “Sería lindo juntarse”, se ilusiona. León Goldbaum se refirió al equipo “como una familia”. Guarda un álbum con recortes en el que incluye los cinco años que estuvo en el club. “Una cosa tan hermosa como es Los Andes”.

Jueves 25 de Agosto de 2011 | Datos y Estadísticas


subir