La historia de la B

El viernes arranca un nuevo torneo para Los Andes y el Sitio Oficial te propone repasar cómo fue la progresión de la Primera B Metro. Orígenes, reformas, ganadores, los gritos Milrayitas que jamás se olvidarán. Todo en este informe...

Por Pablo A. Varela

La 26ª edición del Torneo de la Primera B Metropolitana, tercera categoría del fútbol argentino y segunda dentro de las categorías de ascenso, ya está en marcha con una nueva versión.

Esta Primera B, creada en 1986, es hija dilecta de aquel histórico Torneo de Segunda División que se jugó desde 1937.

Su primer campeón fue Almagro y el último, el Deportivo Italiano en áquel recordado Apertura 1986, donde Los Andes, con el excelente equipo de los rosarinos conducido por el ya desaparecido Norberto Bautista, cayera en la semifinal con Huracán luego de perder 0-1 en Vélez y 1-3 en Independiente.

La rica historia de estos clubes no se puede negar: de las 21 entidades que arrancan la temporada 2011-2012, 11 de ellas ya tienen historia en Primera División. De los 10 restantes hay  4 que jugaron en la vieja Primera de la era amateur: Defensores de Belgrano, Colegiales, Acassuso y Barracas Central. A su vez no tienen antecedentes en la élite de nuestro fútbol Tristán Suárez, Brown de Adrogue, Flandria, Comunicaciones, General Lamadrid  y Villa San Carlos.

Volvamos a empezar… En 1986 se produjo la última gran reestructuración realizada por la AFA en los torneos que organiza. El propósito de la misma fue adecuar nuestro calendario al utilizado en Europa, disputando las temporadas en dos años distintos. Así nació el Torneo Nacional B como segunda categoría de la AFA, desplazando a un tercer nivel a la Primera División B, que pasó a denominarse “Metropolitana”.

Los equipos que participaron de la nueva reestructuración, allá por agosto de 1986, surgieron de la clasificación del Apertura 86 de Primera División B más seis ascendidos en una eliminación directa de equipos de la Primera “C”.

El torneo regular se lo llevó Quilmes que ascendió al Nacional “B”  y los ubicados entre el 2º y el 5º lugar (4 equipos) entraban en los Torneos Zonales, donde participaban 12 equipos indirectamente afiliados a AFA,  ganadores de las finales en las 6 regiones del interior del país. Estas eran las regiones Norte, Sur, Centro Oeste, Litoral, Bonaerense y Noreste.

De forma directa, la “B” Metro daba un ascenso directo con la chance de dos más por medio de los zonales. Obviamente unas condiciones mucho más favorables que las actuales.

Y ni que hablar con las modificaciones introducidas para las ediciones posteriores. En efecto, desde la Temporada 1987/1988 y hasta la 92/93 (6 torneos) se mantuvo el formato de campeón y zonales. Pero con la salvedad de que tanto el campeón como los ganadores de los zonales tenían la posibilidad de subir a Primera directamente. ¿La razón? Participaban del dodecagonal de la Primera “B” Nacional que daba un ascenso para jugar con los más grande de nuestro fútbol. Una chance de locos…

Sin embargo, ningún equipo de la Metropolitano logró semejante hazaña y si lo hizo San Martín de Tucumán dentro de los no afiliados en la 87-88. Esta ventaja, realmente valiosa, perduró hasta la temporada 91-92.

Recuerda el amigo lector áquel gran torneo de Los Andes con esa brillante formación base con el Tarta Tomás Quiroga en la valla; el juvenil Maslauskas, Omar Torres, Aldo Guirín y el Negro Meza; Maurín o Diego Herner, Héctor Atilio Franchoni y el exquisito Víctor Martínez y adelante un delantera temible: Orlando Enrique Romero, Jorge Stranges o Toloza y José Lugo. En la última fecha con gol de Toloza, el Rojo se impone a All Boys por la mínima diferencia y ante el empate de Ituzaingó con El Porvenir, habría que definir el torneo a un partido en cancha de Independiente.

Luego del mal trago de áquel 15 de abril de 1992, donde por penales el equipo del Oeste se llevó el título, Los Andes debió afrontar el Zonal Sureste. Eliminó a Huracán de Comodoro Rivadavia y cayó ante Alvarado en las semifinales luego de un 2-1 inolvidable, una tarde lluviosa donde el arco de Boedo parecía estar endiablado para los erráticos delanteros Milrayitas.

Esta fue la última y única participación de Los Andes en un zonal, que si bien iban a seguir una temporada más, ya no daba derecho a jugar por el ascenso a Primera, privilegio que sólo mantuvo el campéon. 

A partir del torneo 1993/1994, en concordancia con las otras categorías menores, comienzan a disputarse dos ruedas independientes. Además, a nivel de los no afiliados se crea el Torneo Argentino “A” que brinda ascenso directo al Nacional “B” desapareciendo los zonales. Los Andes logró despegar de esta categoría, con aquella final ante el Dep. Armenio en cancha de Lanús. Pero vale aclarar que áquel equipo de Hugo Zerr tuvo que batallar desde el vamos porque llegaba al Reducido sin ventaja de localía, inclusive se clasificó en el último partido al derrotar a Almagro en José Ingenieros por 2-0, con dos goles de Esteban “Bichi” Fuertes. Luego pasaron Def y Justicia y el temible Tigre, en una dramática definición por penales, con la viveza de Gilmar Villagrán que hizo repetir el penal ejecutado por el recordado Alcides Lechu Herrera que se había estrellado en el poste. Los Andes sacó pecho en los momentos difíciles y se llevó un ascenso por el que había luchado como un titán.

La categoría perdió en la 96/97 la posibilidad de que el campeón jugará el Reducido del Nacional B para ascender directo a 1era.

La gran debacle podemos decir que se inició en la temporada 1999/2000, donde el equipo de mayor puntaje en las 34 fechas no era consagrado campeón sino que clasificaba a un torneo Reducido donde participaban los 12 primeros equipos. Un despropósito.

Esto se resolvió porque la Divisional perdió el segundo ascenso, a manos de una resolución de AFA cuanto menos criticable que decía que progresivamente se incrementarían los descensos desde la B Nacional a Primera B y al Argentino A, con la idea que tanto en Primera División como en el Nacional  quedaran solo 20 equipos. 
Medida que hasta hoy se mantiene y afecta gravemente las aspiraciones de ascenso de un gran número de prestigiosas instituciones

Pero como una migaja de pan, la AFA decidió, ante el reclamo, hacer jugar una Promoción con el peor promedio de los no descendidos del Nacional B, una forma de paliar ese ascenso directo perdido, pero obvio el equipo del Nacional cuenta con ventajas ante el que viene de atrás. 

Ustedes recordarán con mezcla de tristeza y alegría nos tocó jugar dos Promociones: le ganamos a Chicago viniendo de atrás y perdimos la otra frente a Dep. Merlo llegando de arriba.

Así es la cosa cuando otra historia está empezando…


LOS MAS ASCENDIDOS

Sarmiento, Almirante Brown, Atlanta y Tigre: 3


LOS EQUIPOS QUE MAS JUGARON

Estudiantes (BA) y Armenio: 21
Atlanta: 20
Def. de Belgrano: 19
Sarmiento: 17
Arg. de Rosario, Tristán Suárez y Temperley: 16
Deportivo Morón, Talleres (RE) y San Telmo: 15
All Boys, Brown (A) y Cambaceres: 14
Los Andes: 10

 

LOS TECNICOS QUE MAS ASCENDIERON (todos con 2)

Oscar Blanco: San Miguel (96/97) y Sportivo Italiano (08/09)
Blas Giunta: Almirante Brown  (06/07 y 09/10)
Ricardo Caruso Lombardi: Sportivo Italiano (95/96) y Tigre (04/05)
Mario Rizzi: All Boys (92/93) y  Sarmiento (03/04)
Hugo Zerr: Nueva Chicago (90/91) y Los Andes  (93/94)
Roberto Iturrieta: Almirante Brown (86/87) y Arsenal (91/92) 

* El otro ascenso conseguido por Los Andes llegó de la mano Fito Della Pica, en la Temporada 2007/08

Lunes 8 de Agosto de 2011 | Datos y Estadísticas


subir