Apoyan desde atrás

La segunda camada de nuestros pibes sigue sorprendiendo a Cascini. En esta oportunidad te traemos la palabra de Leo Corulo, el Turco Ham, Ariel Barros y Fede Díaz. Los cuatro para llevar a Los Andes a los más alto. ¿El sueño? La Primera División...

Por Leandro Saltamerenda

Seguimos de charla en charla con los nuestros. La semana pasada hablamos con el trío ofensivo, hoy nos tocan los que llevan la voz de mando en el fondo. Un central, un lateral y dos arqueros. Para ser más simples: Leandro Corulo, Emir Ham, Ariel Barros y Federico Díaz. Vos ya los conoces. De sus debuts en Primera o por los halagos que despertaban en Villa Albertina. Y ahora están acá. Entrenando en Ezeiza. En este plantel de Raúl Cascini que quiere hacer historia. Qué trabaja día a día para lograr el tan ansiado campeonato. No hay responsabilidad. No hay presión. Ellos aceptan el reto. Apoyan desde atrás…

Leandro Corulo es el más experimentado del grupo de los pibes del club. En su carrera acumula 25 partidos oficiales y lleva consigo la huella de la cantera. Es guapo, fuerte, duro de pasar. “Creo que todos estamos en condiciones de jugar y eso para el técnico debe ser importante. Además creo que ya no somos tan chicos. El año pasado nos tocó vivir momentos difíciles y lo supimos sacar adelante.  Y ahora, en las buenas, estamos más unidos que nunca”, afirma Leo en la soledad del predio de La Guapeada. Pero no se queda ahí. Redobla la apuesta: “Lo de la temporada anterior ya pasó y ahora solo queda hacer las cosas bien. Creo que se armó un gran plantel, hicimos una pretemporada muy intensa, de Primera División y estamos preparados para lo que viene. Y obviamente con un desafío extra por delante. Si llegamos a ascender, para nosotros que salimos del club sería un sueño jugar en Primera División”. Su deseo a la vista.

Emir Ham está a su izquierda. Debutó de la mano del Negro Rodríguez y todavía sorprende por su despliegue físico. Con la yapa de haber hecho escuela en las Inferiores de Argentinos Juniors, el Turco nunca se baja de la pelea. “Nosotros estamos a la expectativa de que el técnico nos tenga en cuenta. Uno siempre aspira a sumar y que nos ayudemos entre todos”, expresa el lateral. Y a la vez destaca el plantel que se formó: “La mayoría de los que vinieron tienen mucha experiencia y hay que aprender a cada segundo de ellos. Es así. En algún momento nos va a tocar compartir una cancha y es una seguridad enorme tenerlos al lado". ¿Los elogios del cuerpo técnico? “Los tomó como de quién viene. Son dos técnicos que como jugadores han ganado todo y toda esa sabiduría la están volcando en nosotros. Queda en uno saber aprovecharla”.

Ariel Barros aparece unos metros más rezagado. Bien cerquita de los tres palos, su lugar en la cancha. Y también habla. También da su punto de vista por este ciclo que arrancó en su amado Los Andes. “Se dice que en el fútbol si no tenés un buen grupo no llegás a ningún lado. Así que estamos trabajando en ese aspecto y ojalá que el tramo final de este camino sea el ascenso”, agrega el Gallego. “Como hincha espero lo mejor. Si bien tengo la suerte de formar parte de este vestuario, uno lo vive distinto y confío plenamente que este proceso se puede coronar con el título”.

Federico Díaz, el más pequeño, cierra la nota. Todavía anonado por el lugar que se ganó en la consideración del técnico, el 1 reconoce: “Es una alegría enorme que te tengan en cuenta y quizás fue un poco sorpresivo para mí. No porque dude de mis condiciones, sino que realmente no lo esperaba. Estoy muy contento y con mucha felicidad. Ahora a meterle a full y tratar de aprovechar esta oportunidad”. ¿Se conforma? “No, uno quiere seguir aprendiendo día a día y serle útil al plantel”. Y como el resto de sus compañeros, Fede planta bandera: “El principal objetivo es ascender. Los Andes no puede estar más en esta categoría”. ¿Será en Primera el año próximo? Ojalá así sea. Los cuatro van a estar apoyando desde atrás…

 

Martes 26 de Julio de 2011 | Fútbol Profesional

subir