La mejor elección

Lo daban como jugador de Almirante Brown, pero terminó firmando en Lomas. Maxi Castano explica el por qué: "Los dirigentes de Los Andes mostraron un interés que no fue el mismo que tuvieron conmigo los de Almirante". No te equivocaste, Pela...

Por Leandro Saltamerenda

Los dos volantes centrales. Los dos hombres de personalidad. Y en esta mini pelea que duró tan solo un round, el cinturón quedó en manos de Raúl Cascini. Sí, Raúl Cascini festejó por la incorporación de su refuerzo Nº13: Maximiliano Castano. En cambio, Blas Giunta, el otro peso pesado, terminó en la lona por la firma que no fue. Porque el Pelado optó por el Rojo. Porque el Pelado le revoleó la toalla y lo dejó pagando. Un amague, un rival en el camino…

Pese a entrenarse en la última semana junto al plantel de Almirante Brown y hasta participar de los amistosos con Arsenal y All Boys, el delantero que vistiera la camiseta de Platense en la temporada pasada no lo dudó y la hizo fácil: puso el gancho en Lomas. “Los dirigentes de Los Andes mostraron un interés que no fue el mismo que tuvieron conmigo los de Almirante. Los de Almirante daban muchas vueltas y yo quería firmar para poder sentirme jugador de una vez por todas. Porque hubo un párate muy largo, el torneo terminó hace bastante y yo quería estar tranquilo”, aclaró Castano.

Tenía la posibilidad de volver a jugar en una B Nacional que quedará en la historia. De enfrentar a River Plate, Gimnasia, Huracán, Rosario Central y tantos otros más. Y lo desechó. Por segunda vez jugará en la Primera B. “Hay veces que uno pone otras cosas en la balanza. Se que llego a un club que tiene aspiraciones importantes y de por sí siempre tiene la obligación de ser protagonista”, respondió ante la consulta del Sitio Oficial. “Estoy con muchas expectativas de tener un buen año y lograr el objetivo final que todos los jugadores se proponen cuando vienen acá: el ascenso”, agregó el Pelado sin mostrar miedo ante esa palabra de siete letras que para muchos es sagrada.

Muchos se acuerdan de él. Si lo habrán insultado. Si le habrán deseado la derrota cada vez que le tocó estar en la vereda de enfrente. Pero todo cambió. A partir del lunes ya llevará el escudo Milrayitas pegado a la piel. “Tuve la suerte de convertir cuando me tocó jugar en contra de Los Andes y ojalá que ahora lo pueda hacer a favor”. Hasta algunos se ilusionan con una dupla goleadora junto a Leo Romero. ¿Te lo imaginás, Maxi? “Romero es un gran jugador y ya lo demostró. Esperemos que podamos jugar juntos arriba y yo lo pueda ayudar a anotar muchos goles”, reconoció.

“Físicamente estoy bien. En los últimos cinco días estuve en Almirante, jugamos dos amistosos y yo tampoco soy de quedarme quieto. Es obvio que no es lo mismo entrenar por su cuenta que en un club, pero creo que voy a llegar 10 puntos al inicio del torneo”, avisa para tranquilidad de los hinchas. Y cierra la nota con una reflexión de su último paso por el Calamar y algo más: “La campaña fue parecida a la Los Andes. Los dos se habían armado muy bien a nivel jugadores, aunque no se pudo formar un equipo que rinda partido a partido. Eramos más que nada nombres y hoy con eso no se gana. Así que esperemos que este año no nos pase a nosotros. A los futbolistas importantes y de experiencia debemos agregarle buen juego y resultados”. Todo dicho. Raúl Cascini ya lo puede empezar a disfrutar…

Domingo 24 de Julio de 2011 | Fútbol Profesional

subir