La Final: Parte II

Por la historia, por la familia, por los hinchas... Los Andes y la revancha ante Central Córdoba para quedarse en la categoría. "Hay que demostrar que nos vamos a desvivir por esta camiseta", expresó el Colo Tridente. La palabra del histórico.

Por Leandro Saltamerenda

Nos jugamos todo. Faltan 90 minutos y hay que aprovechar el 1-0 que conseguimos en Rosario. Por los hinchas que siempre nos apoyaron, por la familia, por nosotros”. Jonatan Tridente habla con conocimiento de causa. Es el histórico, el hombre que más cultivó ese vestuario. Vivió muchas situaciones límites en su ciclo anterior, pero ninguna como esta. Eludir el mal trago  y dejar Los Andes en la Primera B Metropolitana. Y lo acepta, no lo disimula. Entonces, entre mimos y abrazos a su hija Valentina, alumna de nuestro Jardín de Infantes Bichito Rojo, el Colo se anima a una nueva producción del Sitio Oficial. Sí, a horas de esta segunda final con Central Córdoba. A horas de lo que puede ser el gran desahogo para el pueblo lomense…


¿Difícil convivir con tanta ansiedad ante una responsabilidad tan grande?
Y no es fácil, pero el grupo está fuerte y tranquilo. Por suerte, el otro día se hicieron las cosas bien y se logró un triunfo importante. Creo que planteamos un buen partido y esa fue la clave. Estar sólidos atrás, juntitos en el medio y cuando lo pudimos definir, golpear en el momento justo.

¿Es tan así que en este tipo de partidos no importa tanto las formas?
Sí, por más que juegues bien y no ganes, no sirve de nada. Había que sumar de a tres y nosotros nos trajimos de Rosario un resultado muy bueno. Ahora a defender la localía y demostrarles a todos que somos de esta categoría. Nos tienen que respetar porque tenemos jugadores de experiencia y este es un club con muchísima historia.

¿Algo que te haya sorprendido de Central Córdoba?
No, para nada. Sabíamos que tenían buenos jugadores y por eso llegaron a esta instancia. Fueron los más regulares de la C. El enganche es muy habilidoso, los dos puntas saben aguantar la pelota… Así que nuestra defensa va a tener que estar atenta y no descuidarse por nada del mundo.

¿Cómo tomaron el triunfo en lo grupal?
Mirá, hoy estuvimos hablando con los chicos y dí mi opinión que estaba muy confiado por como se habían dado las cosas. Sentí que nunca resignamos la actitud y eso te da tranquilidad. Todos corrieron, todos metieron. Lo más importante es que tomamos conciencia la importancia que tenía esta Promoción. 

¿Alcanza la ventaja deportiva y el 1-0 conseguido?
Es buena la diferencia, pero no decisiva. No podemos relajarnos. Hay que entrar con todo. Me parece que hoy estamos pensando más en el partido de mañana que en el anterior. Porque jugamos de local, con toda la gente de nuestro lado, y debemos volcarlo a favor.

¿Qué se te cruza por la cabeza después de esta dura temporada que pasaron?
Muchas cosas. Sin dudas que fue un año malo para todos. Hace tiempo que no se veía una campaña como esta y hoy hay que aceptarlo. Yo vine con la ilusión de pelear arriba. Por todo lo que se había generado, por el grupo que armamos, por el triunfo en la primera fecha con Italiano... Pero no nos acompañaron los resultados y se nos volvió todo en contra.

En lo personal terminas como goleador del equipo, ¿es un pequeño consuelo dentro de tanta malaria?
En ese sentido, para mí fue importante. Tuve la suerte de marcar 10 goles y al club le sirvió. El gol a Temperley, los dos a Flandria... Y a la vez, a mí me dio más confianza para encarar, para sacarme de encima un jugador.

Este partido puede ser el último para muchos de ustedes, ¿será un buen resultado, la permanencia y a empezar otra página en la vida de Los Andes?
Ojalá. Es lo que se habló y lo que nos prometimos entre todos. Hay que demostrar que nos vamos a desvivir por esta camiseta y que nosotros siempre quisimos salir adelante. Sea el primer partido o el último.

 

Viernes 24 de Junio de 2011 | Fútbol Profesional

subir