Se vive y se siente

En esta nota repasamos el gran momento de la Quinta División y palpitamos el clásico de Juveniles con Banfield. "Yo lo tomó como un partido más, pero si se nos dan los resultados, mucho mejor", expresó el DT Hernán Da Graca.

Por Leandro Saltamerenda

Hoy es la categoría del momento. La categoría que se convirtió en el epicentro de las miradas. Por buenos resultados, riqueza individual y funcionamiento colectivo. Todos hablan de la Quinta División. Es más, con el triunfo del último fin de semana sobre Huracán por 1-0, además de quitarle la punta al Quemero, el Rojo quedó a tan sola unidad del nuevo líder, Arsenal. Y justo antes de toparse con el rival más esperado. Con el vecino. Con el enemigo de toda la vida. Sí señores. Se viene Los Andes – Banfield y el Sitio Oficial compartió la semana previa junto a su técnico, Hernán Da Graca. Esto nos decía…


¿Esperabas al inicio del torneo un presente tan bueno como el de la Quinta División?
En realidad es una categoría que juega bien y ya lo había demostrado el año pasado. Es como que uno lo sabía y se imaginaba que en algún momento podía darse una racha positiva como la que estamos viviendo ahora. Nosotros arrancamos perdiendo dos partidos, pero nunca resignamos el buen juego. Es obvio que cuando enfrentas a rivales de primer nivel la exigencia física y otros factores influyen, aunque siempre estuvimos tranquilos porque tenemos jugadores de buen pie, que saben jugar al fútbol y hace muchos años que vienen jugando juntos.

¿El triunfo del otro día con Huracán era el indicador que necesitaban para converse a sí mismos que se puede?
Sí, algo les comenté a los chicos durante la charla técnica. Que era un partido que nos servía como parámetro para ver dónde estábamos parados. Y creo que estuvimos a la altura de las circunstancias. Jugamos de igual a igual con un equipo que venía puntero y nunca se notó la diferencia, incluso cuando nos echaron un jugador y nos quedamos con 10 jugadores. Uno quiso arriesgar un poquito más porque pensó que podía ganarlo y al final nos llevamos el triunfo. 

¿Importante para el grupo ganar sin la presencia de Martín Rose, su figura?
Lógicamente. Martín es un futbolista especial, de mucha técnica, de mucho carácter dentro de la cancha, y su ausencia claro que se siente. Pero estos chicos demostraron que están para jugar y lo suplantaron sin problemas. Es más, el equipo se adaptó a atacar de otra manera.

¿Qué representa el gran momento de la categoría para el Fútbol Juvenil de Los Andes?
Por la Quinta es sí, mucho. Se percibe en la cancha que es un equipo que puede estar peleando ahí arriba tranquilamente. Y en líneas generales, todas las categorías están tratando de sumar la mayor cantidad de puntos posibles para dejar a Los Andes en una posición mejor. Por lo menos, en las categorías grandes que son las que yo puedo ver, siento que se ha hecho un click. Que tratan de jugar al fútbol, de diferenciarse del resto.

El sábado toca un partido especial con Banfield, ¿cómo lo esperás?
De la misma manera que espere a Huracán, a Chicago, a Instituto, a Racing… Me parece bien que los chicos estén metidos con este partido desde hace 15 días, aunque yo trato de mantenerme al margen. Ellos sí lo demuestran a cada rato. Con comentarios, canciones, contando las horas que faltan para poder jugar. Y yo lo tomó como un partido más, pero si se nos dan los resultados, mucho mejor.

Jueves 19 de Mayo de 2011 | Fútbol Amateur

subir