Hecho y Dicho

Difícil entenderlo... Entre Friedrich, Gandarillas, Barreiro y el ayudante Damián Timpani intentan explicar cómo se le escapó a Los Andes la victoria ante Estudiantes. El segundo tiempo no fua bueno...

Por Leandro Saltamerenda

“Me voy con un sabor agridulce. En primer lugar no hay nada que reprocharse. Creo que hicimos una primera parte extraordinaria, donde el equipo en todo momento supo lo que tenía que hacer y solo nos faltó el gol. Y en el segundo tiempo nos quedamos un poquito, pero a partir de los cambios volvimos a crecer y nos pusimos en ventaja gracias al gol de Burzac. Después al final nos dormimos y se vino todo abajo”. (El ayudante de campo Damián Timpani, hoy entrenador en reemplazo de Mario Rizzi, dejó sus sensaciones tras el 1-2 con Estudiantes). 

“Creo que hicimos los méritos, por lo menos, para llevarnos un empate. El partido fue muy cerrado, manejamos bien la pelota en el primer tiempo y nos terminamos llevando una derrota que no era esperada.  Tal vez si aguantábamos un poco más después del gol de Burzac la cosa hubiese sido distinta. Pero ellos pusieron otro delantero, se vinieron, se vinieron y nos dieron vuelta el partido”. (Maxi Barreiro lamentó los puntos perdimos en los instantes finales).

“Tengo una amargura enorme. En el primer tiempo jugamos bien, estuvimos concentrados y ellos casi no nos llegaron. Y en la segunda tiempo fue algo de no creer. Nos equivocamos un par de veces y lo pagamos caro. Sabíamos que un rival así no te perdona y nos pasó”. (La honestidad de Alejandro Friedrich para mostrar los contrastes entre un tiempo y un tiempo). 

“Nos faltó estar más tranquilos en los últimos metros. Igual creo que no jugamos bien. Ahora nos quedan tres partidos y tenemos que seguir sumando. Sabemos que no es fácil, pero hay que ser inteligentes y estar calmos. Si nos volvemos locos es peor”. (El volante Gabriel Gandarillas analiza lo que viene).

Lunes 16 de Mayo de 2011 | Fútbol Profesional

subir