Cordobés al arco

Sale Cubito Cáceres, entra Luciano Díaz. Sí, ante Acassuso será el primer partido de la temporada para Lucho. "Tengo que dar todo lo que este a mí alcance para el bien del equipo y para bien personal", reconoció el 1.

Por Leandro Saltamerenda

Va a ser tu primer partido como titular en la temporada, ¿cómo tomas esta oportunidad?
Lo espero de la mejor manera. Muy tranquilo, sabiendo que tengo que dar todo lo que este a mí alcance para el bien del equipo y para bien personal. Por suerte tengo el respaldo de todos los chicos y fundamentalmente de mi familia. Solo espero que las cosas salgan como quiero, nada más.

Siempre se dice que para el arquero lo más difícil es la primera pelota, ¿cómo es salir a la cancha sin tanta competencia?
Y, es complicado. Es mucho el tiempo que no juego y el ritmo lo agarras en cancha. Sin dudas que las prácticas te ayudan, pero creo que los partidos son los que te dan la sensación de seguridad. Sin embargo estoy bien, y no tengo por qué ponerme nervioso.

No es casual que se destaque constantemente que Los Andes tiene dos arqueros de nivel superlativo, ¿cómo es la convivencia dentro del plantel?
Siempre tuvimos una competencia sana con Cubo. Me parece que está en un gran momento y siempre que jugó lo hizo muy bien. Pero por mala suerte se lesionó y hoy me va a tocar entrar a mí. Así que trataré de hacerlo lo mejor posible.

Detrás de ustedes también hay dos arqueros que tienen un gran futuro, ya sea Ariel Barros y Fede Díaz…
Sí, ni hablar. Cada vez que puedo les digo que tienen unas condiciones enormes. Por eso tienen que seguir haciendo las cosas de esa forma y entrenar como hasta ahora. Personalmente los veo para atajar sin problemas y ojalá que el club les de la posibilidad de defender el arco. Se lo merecen.

¿Cómo viste el debut de Ariel?
Muy bien. El otro día lo felicité y me puse muy contento porque viene entrenando con nosotros desde hace mucho tiempo. Quizás no entró en el mejor momento del partido, pero creo que la sensación típica del debut la manejo sin drama. Además siempre va a tener el respaldo de todos nosotros. Lo mismo si le pasa a Fede. Estaba convencido.

Te llevo al torneo, ¿cómo se ve de afuera este presente del equipo?
Estamos en levantada. Por suerte nos logramos asentar en los últimos cuatro o cinco partidos y las cosas dentro de todo están saliendo bien. Y no hay que aflojar. Ahora vamos a enfrentar a un rival duro, que no regala nada y esperemos traernos los tres puntos.

¿A qué atribuís esta buena racha?
Creo que encontramos una regularidad y el nivel de varios jugadores ha levantado. Pero no podemos relajarnos. Hay que tratar de sacar la mayor cantidad de puntos posibles de acá a que termine el campeonato.

¿Cómo te imaginas este partido ante Acassuso?
Y ellos son un equipo duro, de mucha personalidad y creo que puede llegar a ser trabado. Por eso habrá que tomar ciertos recaudos en la pelota parada y ver si podemos lastimar con los hombres que tenemos de mitad de cancha hacia delante. Porque estoy seguro que si convertimos, los diez jugadores que tengo adelante mío van a correr y a sacrificarse de tal formal que va a ser difícil que nos lleguen.

¿Qué esperas de estos siete partidos que quedan?
Mantener la racha, mejorar el juego y terminar con una buena imagen para que todos sepan que acá había un buen plantel, buenos jugadores y solo fue un mal momento.

Sábado 23 de Abril de 2011 | Fútbol Profesional

subir