Color local

El mediodía en Lomas. Repasamos el estreno de Ariel Barros en el arco, la racha goleadora del Mecha, la visita de viejos conocidos, un colaborador despistado, los intrusos en cuatro patas, y más...

Por Pablo García

EL SUEÑO DEL PIBE: Desde la cancha hacían señas al banco que necesitaban un cambio: Cubito Cáceres, quien se fue aplaudido y ovacionado, se retiraba lesionado. “Disfrútalo y jugálo como en las prácticas”, le tiró Mario Rizzi al reemplazante del 1 del CALA. Así, Ariel Barros saltó entre éxtasis y nervios a la cancha por primera vez, donde recibió saludos, aliento y abrazos de sus compañeros que cruzó hasta llegar al arco. Vaya responsabilidad del pibe, quien cumplió todo el ciclo de infantiles en el Milrayitas (desde Baby Fútbol hasta la Primera). En la primera que tocó, el Gallego despejó de un puñetazo un centro endiablado, aunque recibió la carga de los rivales. Después no pudo contra el cabezazo bombeado de Alberich, casi imposible de sacar, y se animó a pegar un salto para mandar al córner un remate desde fuera de Santibañez. “Fue una emoción terrible, más sabiendo que soy hincha de Los Andes”, se desahogó Barros, sobre el final del partido. Aunque aclaró que la alegría no fue completa porque el Milrayitas no pudo quedarse con los tres puntos. Hacía mucho tiempo que un jugador nacido en la cantera no ocupaba nuestro arco… (FOTO 1, 2 y 3)

GOLES SON AMORES: El Mecha Rodríguez sigue encendido y ahora lleva cinco gritos en siete encuentros, muestra de una interesante estadística. En aquel córner tirado por el Tucumano Burzac, el 9 de de Lomas primero la luchó en las alturas contra los gigantes especialistas del juego aéreo del Dragón y, luego remató fuerte par abrir el marcador. Otro córner, otro rechazo, pero esta vez la agarró desde muy lejos el Pitu Gómez y la clavó abajo, para sorprendernos a todos: 2-0 y con un jugador menos, antes de la debacle. El volante derecho, quien jugó un gran partido y armó una autopista por su sector para ir y volver durante todo el juego, no convertía desde su debut en Los Andes ante Italiano. Para no enamorarse: en estos últimos 4 partidos, el CALA gritó 9 goles… (FOTO 4)

TE CONOZCO: “¿Y el Tanque dónde está?”, se preguntaban en la tribuna. El ex goleador del Milrayitas de la temporada anterior cambió de look y parecía otro. Si hasta el Pitu Gómez, su ex compañero de Chacarita, sorprendido por el corte de cabello le dijo “Ahora te parecés a Pablito Ruiz”. El 10 Rojinegro estuvo a puro abrazo y beso previo al encuentro, pero no pudo evitar la aspereza y el rigor de la marca de los defensores: en la primera, Nacho Celaya le pegó un lindo topetazo cuando ambos fueron a buscar la pelota y él ni se quejó. También Fito Della Picca volvió por segunda vez a pisar nuestra cancha con el mismo equipo, luego que dejó de ser el técnico en la B Nacional. Tuvo un grato recibimiento entre muchos aplausos y saludos entre directivos y allegados de Los Andes. Mientras, Gustavo Arce pasó casi inadvertido en el mediocampo y, encima, solo jugó un tiempo… (FOTO 5 y 6)

¿QUIÉN ES EL WING IZQUIERDO?: Sin que el árbitro le diera el permiso para su entrada, se metió en la cancha a ocupar la parte izquierda del ataque de Los Andes. Iba y venía por su sector ante la ignorancia del juez y sus asistentes. Es que al cachorro blanco le pareció una injusticia la expulsión de Celaya y quiso ayudar a su equipo. Hasta que entre salto y salto, Mario Rizzi lo pudo sacar de la cancha cuando la pelota seguía en juego…  (FOTO 7)

LE QUITARON EL SUEÑO: Cuando el árbitro dio el pitazo final se oyó fuerte “¡Vamos Los Andes, vamos Los Andes!”. La voz llegó desde un colaborador del Milrayitas ¿Desde cuándo se festejan los empates? Todo se aclaró cuando en una conversación señaló: “De tener una racha negativa histórica a ganar cuatro partidos seguidos”. Es que al finalizar su tarea en el entretiempo, se perdió los primeros minutos del complemento y no vio el tanto de Andrés Montenegro, quien tiene al Milrayitas de hijo (le convirtió 8 goles con distintas camisetas). Cuando le dijeron que se perdió el tanto del Dragón y el resultado final eran pardas, miró a su alrededor y dijo casi afónico: “No, no. Me arruinaron el día”. Y quizás, podría haber sido peor. Con esa pasión se trabaja por el club de sus amores…

¿EL PEOR RESULTADO ES EL 2-0?: Solo cuando te empatan o ganan. Porque así como le ocurrió hoy a Los Andes, le había pasado lo mismo en la primera rueda a Defensores con aquel grito de Solchaga para el CALA, previo a su seguidilla de scorer más negra en la historia. En 2006 también había pasado lo mismo en el Gallardón: Avalos y Tridente para el local, y sobre la hora Guerra y Pisano igualaron para el Dragón. Por otro lado, Los Andes, en el historial ante Defe, lleva ocho sin caer de local (1992). 

UN DESCANSITO: El plantel tendrá este lunes el día libre y recién volverán a las prácticas el martes. Con vistas al próximo encuentro ante Acassuso, que se jugará el domingo de Pascuas a las 11 en la cancha de Platense, Mario Rizzi tendrá dos cambios obligados. Uno por la expulsión de Ignacio Celaya y el otro porque Gabriel Gandarillas llegó al segundo límite de tarjetas amarillas (10). Además se deberá esperar la evolución de Cubito Cáceres, quien tiene una distensión muscular en el isquiotibial de la pierna derecha y en las próximas horas se hará los estudios correspondientes. (FOTO 8 y 9)

Domingo 17 de Abril de 2011 | Fútbol Profesional

subir