El Negro sí puede

Marcelo Burzac vuelve a ser titular tras una fecha de suspensión y espera otra alegría con Flandria. "Sabemos que si llegamos a los tres triunfos seguidos nos va a dar un impulso importante para salir definitvamente de la zona de abajo", afirmó.

Por Leandro Saltamerenda

¿Qué análisis haces de este presente de Los Andes?
El equipo está mucho mejor, sólido y creo que de a pocos nos vamos acomodando. Es como que en las últimas fechas pudimos jugar todos los que llegamos en esta segunda parte de la temporada, salvo el Tanque (por Damián Cirillo), y eso es bueno. Ahora esperemos ganarle a Flandria y seguir por esta senda. Sabemos que si llegamos a los tres triunfos seguidos nos va a dar un impulso importante para salir definitivamente de la zona de abajo.

¿Fue un envión anímico haber ganado en el Gallardón?
Sí, necesitábamos eso. Darle una alegría a nuestra gente y ganar otra vez en casa. Si bien perdimos cuatro partidos seguidos demostramos fuerzas para sacar adelante la situación. Creo que el año pasado era distinto. Los Andes perdía y no podía levantar cabeza. Y hoy por hoy estamos más fuertes. Sabíamos que eran cuestiones del juego y nunca bajamos los brazos. Fíjate la reversión de eso que después de Social Español volvimos a ganar y este domingo tenemos la oportunidad de hacerlo de nuevo. 

¿Cómo estás de tu molestia en el tobillo?
Mejor. A pesar de que el dolor no se fue totalmente, esta semana me sirvió para descansar y ojala que con Flandria no tenga problemas. Y si llega a complicar le dejaré el lugar a un compañero como lo hice la otra vez.

Junto con el Mecha Rodríguez marcaste cuatro goles y sos el goleador del equipo en lo que va del año, ¿te imaginabas llegar y convertir tan seguido?
No, de ninguna manera. Por lo general, mi juego siempre se caracterizo por asistir o hacer que los demás los hagan. Pero la verdad que estoy muy contento y lo disfruto. Ojala que siga por este camino.

Llegaste con la ilusión de pelear el Reducido y hoy te toca volver a luchar en la zona de abajo, ¿cómo lo tomaste?
No, tranquilo. Arrancamos bien, después nos caímos y ahora estamos levantando. Uno sabe que hasta que no se termina el torneo tiene que seguir peleando. Además entendemos que hay que dejar a Los Andes con la mayor cantidad de puntos posibles.

En tu llegada a Lomas influyó mucho la insistencia de Rizzi y la posibilidad de que el equipo peleé más arriba, ¿hoy seguís pensando de la misma forma?
Sí, yo soy una persona que nunca se arrepiente de nada. Siempre trato de dar pasos firmes y aspirar a más. Si bien Los Andes no está atravesando un buen momento es un club grande y tiene mucha historia. Así que estoy feliz y convencido de seguir acá.

Sábado 9 de Abril de 2011 | Fútbol Profesional

subir