Volver a ser

El Milrayitas quiere traerse un buen resultado de Villa Crespo para sentirse otra vez importante. Este jueves las tareas se realizaron en el predio de Santa Catalina y en el Parque Municipal de Lomas. Así espera el partido del sábado con Atlanta.

¿Podrá recuperarse en la casa del puntero? ¿Podrá recomponer su imagen lejos de Lomas? ¿Podrá escaparse del último lugar de la tabla? Estas son algunas de las preguntas que se hace por estas horas el hincha de Los Andes. Después de la derrota frente a Brown (Adrogué), más de uno quedó sorprendido por la floja actuación, pero a la vez se ilusiona con sacar un buen resultado ante Atlanta. Sí, como sucedió el semestre pasado en sus visitas a Defensores de Belgrano, Sarmiento o, sin ir más lejos, este año frente a Temperley. Vamos muchachos, a sacar fuerzas de adentro. A dejar todo por esta camiseta…

No fue una práctica más. Pese a la cercanía del partido, este jueves hubo un entrenamiento muy exigente en el predio de Santa Catalina. Como para recuperar el tiempo perdido y no dar más ventajas desde lo físico. Por eso, una vez concluida la entrada en calor, el profe Marcos Díaz separó a los jugadores en distintos grupos y se llevó adelante un circuito de coordinación y destreza en distintas estaciones. ¿Qué pasó después? Se fueron todos los jugadores… ¿Cómo? ¿Se terminó la jornada? No, se fueron todos los jugadores al Parque Municipal de Lomas de Zamora a realizar un trabajo aerobico de intensidad media. Ah, ahora sí... Al aire libre, trotando como cualquiera de ustedes, como en épocas de pretemporada.

De regreso en Santa Catalina, los muchachos cambiaron botines por zapatillas y apareció por primera vez en el día el balón. Por un lado se llevaron a cabo tareas en espacios reducidos de hombre a hombre y en el otro sector del campo, un ejercicio con arcos enfrentados donde se buscaba crear opciones de gol. De media distancia, con centros, de jugada o como sea. La pelota tenía que entrar sí o sí…

Como sucedió en los últimos entrenamientos, el único jugador que se entrenó en forma diferenciada fue el arquero Ariel Barros, con una fractura en el dedo chico del pie derecho. A su vez, el delantero Damián Cirillo, quien todavía no recibió el alta médica, evoluciona de un desgarro y la idea del cuerpo técnico es que pueda reintegrarse definitivamente a la par de sus compañeros en la semana previa al partido con San Telmo, es decir, el próximo de local.

El viernes volverán a la cancha. Sí, la práctica será a partir de las 10 en el Gallardón y después de ella, los elegidos por Mario Rizzi quedarán concentrados de cara al partido ante Atlanta. Vamos; hay que volver a ser...

Jueves 10 de Marzo de 2011 | Fútbol Profesional


subir