Le pone el pecho

Alejandro Friedrich se convirtió en un rol clave del equipo y ante Brown vuelve a compartir el medio junto a Gandarillas. "La obligación es toda de Los Andes y estoy seguro que si nos levantamos bien le podemos ganar a cualquiera", explicó el zurdo.

Por Leandro Saltamerenda

¿Cómo está el grupo después de la derrota con Almagro? ¿Esperan tener revancha pronto y recuperarse frente a su público?
Obviamente que sí. Ahora tenemos un duro rival en nuestra cancha, pero creo que estamos bien. El otro día frente Almagro sucedieron muchas cosas que normalmente no pasan y eso fue lo que llevó a que juguemos tan mal. Por ejemplo nos sentíamos cansados, no tuvimos tiempo de recuperarnos, ellos sí, además había varios jugadores suspendidos y yo que jugué y no lo tendría que haber hecho porque estaba con una intoxicación muy grande. Pero por suerte con Brown vamos a estar todos y esperemos revertir esta situación. Porque si el equipo está bien, siempre es protagonista.

El otro día jugaste más por un deseo personal que por otra cosa, ¿cómo fue salir a la cancha sabiendo que era muy seguro que no puedas completar los 90 minutos en cancha?
Fue duro, fue raro. Porque ya en la entrada en calor me dí cuenta que no estaba bien, pero quise estar, quise probar, lo hablamos con Mario y lamentablemente aguanté hasta el entretiempo. La verdad que no sirvió y encima el equipo perdió.

La actuación del último viernes en José Ingenieros fue una de las peores del torneo, ¿es para preocuparse?
La realidad es que jugamos muy mal, pero la principal razón que yo le encuentro fue física. Dimos muchas ventajas y no nos puede volver a pasar. No son excusas, pero antes nos sucedió con Barracas y ahora ante Almagro. Sin dudas los dos equipos tenían tres días más de descanso que nosotros y eso en el fútbol de ascenso es una diferencia muy grande.

Más allá de haber jugado solo un tiempo, ¿extrañaste la compañía de Gandarillas? Porque armaron una dupla interesante en el mediocampo…
Sí, nos acostumbrados a jugar juntos y nos acoplamos bastante rápido. Somos jugadores de la misma característica, de meter, correr, recuperar y dársela al compañero, y eso se siento. Tener jugadores de experiencia adentro de la cancha ayuda y la verdad que Ganda te ordena, te acomoda y es difícil reemplazar.

¿Frente Brown vuelve esa necesidad del año pasado de "ganar como sea"?
Salir a ganar vamos a salir porque lo hacemos todos los partidos. Mario plantea eso y ojalá podamos cumplirlo. Muchas veces lo intentamos de una manera y sale de otra. Pero nosotros no pensamos más en lo que nos pasó si no en lo que se viene. Creemos que tenemos sumar muchos puntos y esperemos que se de. Vamos a buscar el triunfar del primer minuto y trataremos de dejar la victoria en casa.

Se trabajó bastante en lo táctico. ¿Desde el funcionamiento colectivo se van a ver variantes? ¿Qué Los Andes te imaginás?
No, un Los Andes agresivo, un Los Andes que va a dejar la vida adentro de la cancha, jugando bien o jugando mal. Hubo días que rendimos muy bien, como contra Morón y con Platense, y hubo otros que no me gustó, como contra Temperley, pero igual ganamos. Hay que acostumbrarse a ganar y salir rápido de la derrota. Creemos que si empatamos, ganamos, empatamos, ganamos y sumamos en todos los partidos, cuando queden cinco fechas vamos a estar cerca de ese objetivo que se llama Reducido.

¿Algo que te preocupe del conjunto de Pablo Vicó?
Nada en especial. Es un equipo duro, ordenado, que se hace muy fuerte en su estadio, pero ahora estamos en nuestra casa y me preocupo por nosotros. La obligación es toda de Los Andes y estoy seguro que si nos levantamos bien le podemos ganar a cualquiera.

Lunes 7 de Marzo de 2011 | Fútbol Profesional


subir