Domingo movido

Intenso trabajo de Los Andes de cara al partido del martes a las 19 frente a Brown. Hubo tareas físicas y distintos ejercicios técnico-tácticos. El lunes se definen los concentrados. A estar atentos que capaz venga incluida una sorpresita...

Se entrena pensando en el progreso. En la mejoría. Los Andes trabajó este domingo por la mañana en la cancha y quiere demostrar que la derrota del último viernes en José Ingenieros fue solo un traspié. Un simple tropezón. Y con vistas al encuentro del martes ante Brown (Adrogué), el entrenador Mario Rizzi espera la evolución de dos jugadores clave: Marcelo Burzac, fuerte traumatismo, y Walter Cáceres, golpe en la rodilla derecha. Además, como adelantamos oportunamente podrán volver Gabriel Gandarillas e Ignacio Celaya, quienes cumplieron con la fecha de suspensión por haber llegado a las cinco amarillas.

No hicieron fútbol, pero se entrenaron de lo lindo. Lo único liviano fue la entrada en calor, el resto, muy dinámico. Entre nubes grises, sol y alguna llovizna se realizó la primera tarea del día: una actividad de coordinación y velocidad, que combinó trabajos de técnica individual con pelota. Así fueron pasando cada uno de los grupos por las estaciones y se reunieron todos juntos en el siguiente trabajo táctico en espacios reducidos. ¿Cuál era el objetivo del mismo? La presión y el control de balón.

Y en la segunda parte de la jornada no aflojaron. Se llevó adelante el conocido juego de los 3 Colores (con equipos de 9 integrantes cada uno) y por último dos ejercicios de definición. Primero de ataque-defensa, y luego con centros y desbordes. Porque este equipo tiene el gol entre ceja y ceja…

El lunes será un día muy importante. El Milrayitas volverá a practicar por la mañana en la cancha y una vez concluido el entrenamiento, los jugadores elegidos por el cuerpo técnico quedarán concentrados a la espera del encuentro del martes a las 19 ante Brown (va sin TV). 

Domingo 6 de Marzo de 2011 | Fútbol Profesional


subir