Una gran mano

Es un testigo privilegiado. Claudio Balsano aprovechó su conocimiento del fútbol marplatense para que la pretemporada de Los Andes en La Feliz salga a la perfección. El lugar de hincha lo cumplió como nunca. El mejor granito de arena que podía dar...

Por Leandro Saltamerenda (enviado especial)

Lo conocemos por haber participado de nuestra sección Ellos Allá. Se llama Claudio Balsano, vive en Mar del Plata y es técnico de fútbol. Sin embargo, estos días lo encontró en un.rol completamente distinto. Fue uno de los grandes responsables de que la pretemporada del Milrayitas en La Feliz sea una realidad. Se encargó de la organización, hizo posible los amistosos y se convirtió en material de consulta permanente para el entrenador Mario Rizzi. En definitiva, dio una gran mano; aportó el granito de arena que todo hincha quiere dar. Por eso, el Sitio Oficial quiere reconocerlo con esta entrevista especial. Es un testigo privilegiado…


¿Qué significa para vos formar parte esta delegación Milrayitas acá en Mar del Plata?
Dos sensaciones diferentes. La posibilidad de vivirlo desde adentro hace difícil separar lo profesional de lo personal. Pero estoy muy contento por el lugar que me dieron, por la confianza que depositaron en mí los dirigentes y principalmente por el apoyo que me brindó Mario (por Rizzi) junto a todo su cuerpo técnico. Y es una experiencia completamente distinta a todas por el hecho de darme el gusto de poder trabajar en el club que uno es hincha.

Sobre todo si querés colaborar y la lejanía te lo impide…
Seguro. Uno siempre trata de estar a disposición, ya sea en la recomendación de algún jugador o con el solo hecho de dar una opinión con sana intención. Yo quiero sumar, nada más. Y en un momento donde el fútbol se maneja por resultados. Cuando las cosas no salen bien, mucha gente deja de apoyar y uno tiene que estar preparado para estar más que nunca cerca de las personas que nos representan.

¿Cómo tomaste el hecho de que los dirigentes hayan mostrado total libertad para que puedas encargarte de la organización, los amistosos, los lugares de entrenamiento?
Y es una satisfacción. Por eso les voy a estar eternamente agradecidos.  Conozco el medio, vivo en la ciudad hace mucho tiempo y al trabajar en el ambiente del fútbol con algunos contactos se nos simplificaron muchas las cosas. Lo más importante es que le sirva a Los Andes y al cuerpo técnico. Eso es lo que más quiero.

Ya lo dijiste en otra oportunidad, pero ¿cómo es seguir a tu equipo a tantos kilómetros de distancia?
Cuesta, pero uno trata de estar en permanente contacto, ya sea a través de Internet, las transmisiones partidarias y principalmente la página del club.  Todo lo que me acerque a Los Andes es bienvenido. Prácticamente con el avance de tecnología y los medios estoy bastante actualizado y sufro mucho menos el desarraigo. Pero la realidad es que en estos tiempos difíciles trato de estar siempre.

¿Y tú trabajo cómo lo relacionas a Los Andes? ¿Hablas como técnico o hincha?
No, en este momento trato de ser lo más profesional posible. Nunca tuve la chance de estar trabajando en un club donde verdaderamente sentís los colores de la camiseta. Y eso te hace redoblar los esfuerzos y ser autocrítico si es necesario. Igual, yo estoy educado de una manera y no vivo el fútbol como una cuestión de vida o muerte. El mensaje que tiene que haber es otro y todos debemos bajar un poco los decibeles. Los procesos son cada vez más cortos y uno sabe lo difícil qué es. Por eso uno trata de  no ser impaciente y transmitir tranquilidad.

¿Cómo ves la actualidad del equipo?
Sin dudas, no es el presente que todos esperaban, ya sea hinchas, dirigentes o mismo jugadores; pero esto es fútbol y se puede revertir. Hay un grupo de jugadores que ha llegado para pelear los primeros lugares y hoy tiene la posibilidad de tomarse revancha de la primera rueda. Además llegaron refuerzos de nivel, y un técnico de mucha jerarquía.  yo no tengo dudas que Los Andes va a ir por buen camino.

¿Y en la intimidad cómo viste al grupo?
Verdaderamente con mucha ganas. Ya con el solo hecho de ver los nombres que llegaron te contagia. Los entrenamientos son muy alegres, con mucha predisposición y cuando vos encontrás ese tipo de cosas todo es más fácil.

¿Te  sorprendió algo desde lo futbolístico?
No se si sorprender, pero sí reafirmar lo que uno veía en la previa del campeonato. Tal vez si me llamo la atención y las cualidades técnicas de los chicos. En ese sentido, Los Andes tiene que quedarse tranquilo porque hay recambio por mucho tiempo.

¿Qué esperás para este inicio del 2011?
Y la ilusión de todos es que Los Andes termine donde tiene que terminar.  Es indudable que en un tiempo determinado tiene que ocupar su lugar natural, osea la Primera B Nacional. Sabemos que no es fácil, pero el equipo tiene que revertir la campaña del semestre pasado. De eso estamos todos de acuerdo. 


 

Jueves 13 de Enero de 2011 | Fútbol Profesional


subir