Rompió el silencio

La palabra que se estaba esperando. Después de mucho tiempo, el Colo Tridente habló con la prensa y eligió el Sitio Oficial para dirigirse al hincha. "El equipo está trabajando con muchas ganas y quiere revertir esta situación", reconoció el delantero.

Por Leandro Saltamerenda (enviado especial)

¿Cómo están encarando este 2011?
Tomar un nuevo año siempre es importante, pero nosotros no podemos olvidarnos y dejar de lado la campaña que hicimos en la primera rueda. Pero se ve que el equipo está trabajando con muchas ganas y quiere revertir esta difícil situación que estamos pasando. Fueron seis meses muy malos y nos dolió a todos. Ahora lo único que deseamos es que llegue la hora del debut para demostrarnos a nosotros mismos y a la gente que podemos ganar.

¿Dónde encontrás razones de este mal presente del Milrayitas?
Creo que fueron muchos los factores. Falta de atención, errores graves, jugadores que estaban mal físicamente, cambio de varios técnicos… Son cosas que a la larga se sienten y nosotros nunca supimos como encontrarle la vuelta al torneo. Pero ya está. En este momento quiero destacar las ganas del grupo para trabajar en la adversidad y la predisposición de los dirigentes porque a pesar del nivel que mostramos nos trajeron a Mar del Plata y estamos haciendo una pretemporada al nivel de cualquier institución de Primera División. Yo creo que si fuese otro club los dejaban entrenando en Buenos Aires y ellos siguen apostando a este grupo. Así que solo depende de nosotros.

La autocrítica tuya y de muchos de tus compañeros ha sido muy fuerte…
Sí, uno sabe que no se hizo lo que tenía que hacer adentro y afuera de la cancha. Somos consientes de que la campaña fue muy mala y nos tenemos que hacer cargo todos, ya sea desde el jugador Nº 1 hasta el 30, que estamos en Los Andes y estas cosas no pueden pasar. Lamentablemente cada uno aporto lo suyo para que el equipo esté donde está. A nadie le gusta estar en la última posición, pero es lo que nos toca. Ya tuvimos el tiempo suficiente para reflexionar y no nos queda otra que sacar muchos puntos y ver si podemos entrar al Reducido.

¿Cómo evalúas tu vuelta a Los Andes?
Realmente no tuve el rendimiento que esperaba. Tuve partidos buenos y otros malos. Personalmente nunca me quejé del puesto donde me ponían, pero a veces es difícil jugar en una posición que no es la tuya. Y lógicamente que el bajón del equipo también influyó. Ninguno estuvo a la altura de las circunstancias.

Pese a todo terminaste como goleador del equipo…
Sí, por suerte me tocó convertir cinco goles, pero no puedo conformarme con tan poco. Es como que miro la tabla y siento que no metí ninguno. Siempre el plano personal queda de lado.

¿Te jugó una mala pasada el hecho de haber estado inactivo durante tanto tiempo?
Seguro. Yo estuve seis meses sin jugar y eso se siente. Además cuando llegue la pretemporada no fue muy buena y eso nos jugó en contra, tanto a mí como a muchos de mis compañeros. Fíjate que perdimos muchos partidos sobre la hora porque nos faltó físico.
 
¿Por qué te habías llamado a silencio en los últimos meses?
Por nada en especial. Quizás hubo varios medios que hablaban cosas que no eran ciertas y trascendían lo futbolístico. Entonces traté de quedarme tranquilo y evitar cualquier declaración para no entrar en conflicto con nadie. Nada más que por eso.

Te traigo otra vez al presente del equipo, ¿cómo viste los ensayos de fútbol, el rendimiento de los refuerzos?
Muy bien, creo que con la llegada de los nuevos, más los jugadores que nos quedamos se potenció para mejor. También el hecho de haber reducido un poco el plantel te libera en algunas cosas y te hace trabajar mejor. Por eso creo que dimos un paso hacia adelante con respecto al año pasado.

¿Todavía es una mochila muy grande verse en el último lugar de la tabla?
Sí lógicamente, pero sabemos que peor que esto no podemos estar. Y es ahí donde tenemos que hacer mucho hincapié. Tratar de ganar el primer partido y después el otro y el otro. Es ir paso a paso y con el correr de las fechas veremos para qué estamos.

El simpatizante de Los Andes está con bronca, desilusionado, ¿queda algo por decirle?
No, solo aclararle que nunca quisimos dejar al equipo en esta posición y que nos duele muchísimo esta racha. Por lo menos yo lo siento así. Y lo digo como jugador y también como hincha. Porque yo salí de las Inferiores, viví muchas cosas acá y no hay nada más feo que sufrir por esta camiseta. Entonces, ojalá que nos sigan apoyando y que todos juntos podamos

Miércoles 12 de Enero de 2011 | Fútbol Profesional

subir