Arena y sudor

Así comenzó la jornada del martes. Los Andes hizo una intensa actividad de potencia aeróbica en el Balneario Luna Azul. Por la tarde jugará su primer amistoso de pretemporada frente al River local.

Por Leandro Saltamerenda (enviado especial)

No hay nada más duro que un entrenamiento en la playa. Y ellos lo saben. Sufren cada vez que pisan la arena. Ni el chapuzón relajante del final los deja conforme. Terminan exhaustos. Listos para una buena siesta. Y el martes de la segunda semana de pretemporada en Mar del Plata así lo comenzaron. Al borde del knock out. “Nos están matando, pero lo necesitábamos. Esperemos que podamos conjugar lo físico y el buen juego, y así hacer la diferencia”, explicó uno de los pilares del plantel. Ahí parece estar la clave…

La primera mañana fue cerca del Puerto, el sábado en Varese y en esta oportunidad les tocó el Balneario Luna Azul, a poquitas cuadras del Parque Camet. Reinó la tranquilidad. Poco ruido y casi toda la playa a su disposición. El preparador físico Marcos Díaz pudo cumplir lo pautado y empezó la jornada con las clásicas tareas recreativas. Un par de juegos sirvieron para distender las piernas y, por qué no, también para despertar a más de uno…

Ya con los músculos en marcha vino una actividad de potencia aeróbica muy intensa. En total fueron seis estaciones con ejercicios de coordinación, velocidad, saltos y otras modalidades de destreza física. Todos movimientos para trabajar la fuerza de piernas y la explosión. “Hidrátense y elonguen, muchachos”, repetía en cada pausa el profe Díaz. Y ellos, con las pocas ganas que les quedaban, acataban las órdenes. Alumnos ejemplares…

Como sucedió en los últimos entrenamientos quien no se pudo entrenar a la par de sus compañeros fue el capitán Patricio Grgona, quien en las últimas horas se realizó una ecografía para diagnosticar el dolor en su isquiotibial izquierdo y el resultado arrojó una fuerte contractura. Nada grave. En cambio, Fede García, con notorias mejorías de un esguince de rodilla, pudo practicar con normalidad y el volante Luis Bevacqua debió quedarse en el hotel haciendo kinesiología, ya que arrastra una distensión muscular. Para evitar otra lesión. Prevenir es curar…

Y por la tarde se jugará el primer amistoso de preparación. Sí, se viene el River marplatense y Mario Rizzi quiere ver a sus muchachos en acción. Veremos cómo le responden…

Martes 11 de Enero de 2011 | Fútbol Profesional

subir