Negro de alegría

Su llegada a Los Andes, la importancia de ser dirigido por Rizzi, su pasado en River y mucho más. Este es el reportaje a Marcelo Burzac, uno de los cuatro refuerzos que se sumó al Milrayitas. El Sitio Oficial te lo presenta...

Por Leandro Saltamerenda (enviado especial)

¿Cómo fueron estas primeras horas como jugador de Los Andes? ¿Cómo te recibió el grupo?
Bien, estoy muy contento de estar en un club tan importante como éste. Además me abrió las puertas para que venga y por eso soy un agradecido. Y con los chicos recién nos estamos conociendo, pero se ve que hay buena onda y un gran plantel.

¿Por qué decidiste venir al Milrayitas?
Porque es una institución grande, que merece estar Primera y solo el hecho de qué me dirija Mario para mi es orgullo. Sabe cómo juego, lo que le puedo dar y eso también influye.

El año pasado te tocó enfrentar a Los Andes con la camiseta de Almagro, ¿te sorprende el presente que vive el equipo?
Sí, la verdad que sí. A todos nos sorprendió. Era uno de los grandes candidatos y que quedé tan abajo llama la atención. Sobre todo porque es un torneo irregular y todos suman. Pero a Los Andes le pasó al revés. Igual ya está. Ahora hay que pensar en lo que viene y esperemos hacer un buen semestre para revertir esta difícil situación.

¿Cuánto te marcó en tu carrera el hecho de haber pasado por un club como River Plate?
No, muchísimo. River me dio todo. Jugué en las Inferiores, estuve tres años en Primera y después me dio la chance de irme al exterior. Así que fue muy importante. Aprendí en todo sentido. Desde formarme hasta compartir un plantel con tanta experiencia. 

Tu posición escasea en el mercador, ¿qué tipo de enganche es Burzac?
Soy un volante ofensivo, que siempre intenta jugar lo mejor que puede y si no es posible, dejar todo por la camiseta. Yo soy consiente de que tengo que hacer las cosas pensando en el bien equipo y no de uno. Y con esa mentalidad salgo a la cancha.

¿Qué objetivo te pusiste por delante en estos seis meses?
Mi meta es jugar, tener continuidad y devolverle a Los Andes toda la confianza que depositó en mí. Siempre aspirando a más, por supuesto.

Sábado 8 de Enero de 2011 | Fútbol Profesional


subir