Volvió al trabajo

Después de la derrota con San Carlos, Los Andes se entrenó este jueves en la cancha. Trabajos tácticos y físicos pensando en el partido del lunes con el Tano. Otra mala: se resintió de su desgarro Bevacqua.

Ya se prepara para afrontar el último partido del año. Un año que termina envuelto en una severa crisis futbolística y con muchos interrogantes por delante. ¿Cómo sigue esta historia? ¿Cuánto se extenderá la lista de jugadores prescindibles para el próximo semestre? ¿Los refuerzos que lleguen podrán revalorizar el plantel? Nadie lo sabe. Muchas preguntas, pocas respuestas. Lo cierto es que el Milrayitas visitará el próximo lunes a Italiano, justamente al único equipo que pudo derrotar en estas 21 fechas.

Este jueves volvieron a las prácticas. Después de tener martes y miércoles libre, el conjunto dirigido por Ricardo Rodríguez se presentó bien temprano en el estadio y así completó el primer entrenamiento con vistas al encuentro frente al Azzurro. ¿Cuáles fueron los trabajos a realizar? Un táctico por zonas delimitadas y una intensa actividad física para culminar la mañana.

A la conocida baja de Pablo Villalba Fretes (desgarro), en las últimas horas se sumó la lesión de Luis Bevacqua, quien volvió a sufrir una ruptura fibrilar en el recto anterior de la pierna izquierda y recién podrá sumarse a la par de sus compañeros durante la pretemporada. A su vez, la buena noticia es que el delantero Ignacio Gargiulo se siente mucho mejor de su pubialgia y ya comenzó con tareas de mayor esfuerzo. Sí, pronto estará a las órdenes del cuerpo técnico. Para tenerlo en cuenta…

Mientras se esperan novedades por el futuro del plantel, Los Andes se entrenará este viernes otra vez en el Gallardón y allí Rodríguez armará un ensayo formal para ir delineando el equipo que enfrentará el lunes al Tano.

Jueves 9 de Diciembre de 2010 | Fútbol Profesional

subir