Apostillas

Lo que dejó una nueva derrota de Los Andes en Mataderos. La mala racha del Negro, el buen debut de Ham, el ingreso de Alexis Mendoza, una voz del estadio confundida y los Toritos divididos...

Por Luciano Benítez

COMIENZO NEGRO: Ricardo Rodríguez empezó de la peor manera su ciclo, ya que en sus primeros cuatro partidos fue derrotado y siempre por idéntico resultado: 1-0. Fueron frente a Tristán Suárez, Colegiales, Estudiantes de Bs. As y el reciente con Chicago. A pesar de esto, la mano de RRDT comienza a aparecer. Pasan las fechas y el equipo trata de encontrar su mejor juego, aunque en los últimos dos partidos la suerte le haya sido esquiva y siga lamentando derrota tras derrota.

NUEVOS DEBUTS: Emir Ham fue de la partida por primera vez en su carrera y debut absoluto en Primera. El Turquito de 20 años aprobó con creces su primer encuentro, marcando con decisión durante todo el lateral izquierdo y yendo al ataque en los momentos que la circunstancia del juego lo prestase. El otro estreno fue de Alexis Mendoza. El colombiano ingresó por el Poeta García a 10 minutos del final y, si bien al comienzo se lo notó un poco nervioso e impreciso con el balón, se acentuó con el correr de los minutos y fue un peligro constante para la defensa del Torito. (FOTO DE HAM DURANTE EL PARTIDO)

NO ENTENDIO LA LETRA: Muchos problemas tuvo la voz del estadio para nombrar a ciertos jugadores del Milrayitas al momento de dar la alineación inicial. Primero a Grgona lo llamó con un “Gona”, luego fue el turno de Corulo al cual lo catalogó como “Coral” (¿?) y finalmente a Juli Bogao como “Bogo”, todo esto generando risas entre las personas allegadas de Los Andes que si conocen a nuestros players. Pero eso no fue todo, porque en el momento que ingresaba al campo Alexis Mendoza por Federico García, este personaje se trabó por un segundo y dijo que ingresó con la número 15 Leonardo Fino, que ya había entrado hacía tres minutos por Darío Ruiz.

UN TRIO DE CANCIONES: Es sabido los innumerables inconvenientes que tuvo la gente de Nueva Chicago en estos últimos años con su parcialidad. Además, las hinchadas se encuentran enfrentadas entre si y cada una va a una tribuna distinta. La barra de Los Perales a la tribuna del centro, La Pirelli detrás de los arcos, y lo que sería la gente que está apartada de estos dos grupos va atrás del otro arco. Durante todo el partido se vio que cada tribuna cantaba una canción diferente y nadie de la otra popular se sumaba al cántico. Fue así durante todo el match y sólo coincidieron en el grito de gol agónico de Ramos.

 

Jueves 25 de Noviembre de 2010 | Fútbol Profesional


subir