Apostillas en Munro

Algo más que una derrota dejó este 0-1 a manos de Colegiales. Desde la racha histórica de los 16 sin ganar, los jugadores que compartieron camisetas, los bloopers adentro de la cancha y las estadísticas del historial.

Por Pablo García

LA MALDICIÓN NO SE DETIENE: Es cierto que a la suerte se la ayuda. Sin embargo, tampoco hay una pizca de fortuna. El Negro Rodríguez metió mano para concientizar a los jugadores de salir jugando desde abajo y a un toque, aunque muchas veces la pelota no llega limpia ¡Mirá a Zeballos! Si le pegó desde afuera y la clavó en el ángulo. En el segundo período, el 5 de Cole hizo lo mismo, con mucho más espacio, y la reventó en el enrejado a cuatro metros del travesaño. Cada rebote, despeje o borbollón quedó en los pies de lo locales ¡No puede ser! Todo es impotencia: subí un poco que la cucharita del Poeta García, en vez de pegar en el travesaño, se mete derecho; estírale las piernas a Tridente para que llegue a conectar el centro de García, cuando estaba solo frente al arco, en vez de que despeje Tissera. Mucha bronca adentro y más aún desde fuera de la cancha, donde solo queda maldecir al tiempo y decir: “Ojalá hubiese diluviado, en vez de tener esta hermosa tarde”. Aquella pésima campaña de 1973, casi record negativo para nuestro club, fueron trece derrotas y a penas tres pardas. Hoy son ocho y ocho. En esa oportunidad, la maldición finalizó contra Platense. Que esta vez no nos haga esperar y termine el sábado contra uno de los candidatos, Estudiantes…

NI LOS PIBES DEL BANCO: Tantas y tantas incorporaciones y, sin embargo, RR DT plagó el banco de suplentes con muchos pibes de las inferiores: Maximiliano Barreiro, Emir Ham, Claudio Leguizamón, Rodrigo Acosta e Ignacio Ruano. Maxi por derecha, Legui acompañado en el medio y el Colo Cobn pimienta en ataque saltaron a la cancha. Intentaron con esfuerzo y fútbol buscar la igualdad pero fue imposible. Las cartas ya estaban echadas… (FOTO 1)

A VOS TE CONOZCO: Varios ex estuvieron en la platea y hubo calurosos recibimientos de dirigentes y allegados de nuestro club. Lo particular es que todos jugaron con las dos casacas: la Tricolor y la Milrayitas. Quien estuvo de abrazo en abrazo y charlado fue el Gula Díaz, que actualmente está jugando en Tigre. Otro fue Ricky Pérez, aquel enganche que se calzó la 10 del CALA hace cinco temporadas, y que actualmente está en el plantel de Cole. Por último, el Pelado Pablito Cameroni, otro enganche que jugó en la temporada de 1998/99, estuvo observando el partido. Hoy en día, ya retirado de la actividad, es técnico.

UNA TARDE CON VUELO: La pelota abrió las alas, voló mucho y varias veces salió fuera de cancha. No dieron abasto los alcanza pelotas, que hasta tuvieron que traer la redonda desde la calle: una por el costado de la popular y otra por sobre la platea. Una definición de estos sucesos fue cuando Hertel erró un gol solo frente al arco, donde hubo un par de bloopers en la misma jugada. Corulo intentó sacar la pelota cerca de su arco y el pelotazo cayó en la medialuna. La tomó Torres, se la pasó al 17, y éste, cuando salía a festeja el supuesto gol, reventó el travesaño. El rebote lo intentó despejar Bogao y hubo pifia en plena área. Menos mal que cerquita estaba Cubito. Algunas imágenes mejor olvidarlas...

ESTIRO LA VENTAJA: Después de 53 años volvió a ganar Cole al Milrayitas en Munro, justamente por el mismo resultado, y estiró a dos la ventaja en el historial general. Mientras, Los Andes no gana allí desde 1955. Aunque le ganó en 1993 por 4-2 pero el Tricolor hacía de local en la cancha de Almagro.

Lunes 15 de Noviembre de 2010 | Fútbol Profesional

subir