LOS ANDES 0

Es la triste realidad. Otra actuación decepcionante del Milrayitas. El conjunto de Lomas volvió a perder y sumó su decimocuarto partido sin cantar victoria. Así no va más.

Por Luciano Benítez

No hay caso. El espejismo de los dos últimos partidos de visitante fueron simplemente eso, un espejismo. La ilusión de ver un equipo distinto por la mejoría que mostró el sábado pasado en Núñez se desmoronó con una nueva derrota. De local no puede ratificar la actitud y las ganas de salir de este mar en el que está sumergido. Una nueva frustración sumó el Milrayitas y otra vez se vieron reflejadas todas las falencias de un grupo que no encuentra el rumbo ni el camino para salir de esta fatídica situación. Ya son 14 partidos sin conocer la victoria, tres meses sin sumar de a tres. El vergonzoso andar parece no tener fin.

Ferraresi introdujo dos variantes respecto al último encuentro y optó por los ingresos de Pablo Solchaga y Martín Pucheta en lugar de Leonardo Fino y Julián Bogao, respectivamente. El comienzo no fue el esperado, el que mejor se asentó en el campo de juego y llegaba con peligro al arco defendido por Cubito Cáceres era Acassuso. Al ritmo de Fonzalida, más la compañía de los dos volantes externos, el Quemero poco a poco iba convirtiendo en figura al 1 local, quien le negó dos veces la apertura del marcador. Casi nada de Los Andes, Molfeso (de muy floja labor) intentaba sin éxito manejar los hilos del partido, y sólo eran arremetidas individuales de García por izquierda y Ruano por derecha. Además, el Paragua Villalba Fretes se retiraba lesionado a los 12 minutos por un fuerte golpe en la cintura y en su reemplazo entraba Diego Churín. El encuentro comenzaba a tornarse aburrido hasta que llegó la jugada polémica. Cáceres logró agarrar el balón, que previamente se había desviado en Pucheta, y lo controló antes de que saliera del campo. Todo el estadio vio que esa pelota no había salido pero Ramiro López, a instancias del línea, marcó tiro de esquina. Protesta airada de jugadores y público presente que se quejaban de la resolución final del árbitro. Para colmo de males, de ese córner los de San Isidro jugaron corto, el centro fue peinado por un defensor visitante y Leonardo Romero la empujó solo de cabeza para estampar el 0-1. El Rojo pagaba muy caro el error del juez y nuevamente le convertían por la vía aérea, fallos que ya se volvieron costumbre en este torneo. Minutos después Pablo Solchaga contó con dos ocasiones para empatar, pero sus tiros se fueron lejos del arco de Ruhl, y la última de la primera mitad fue un disparo a media distancia de García que se fue apenas arriba. Poco, muy poco mostraba el CALA...

El segundo tiempo empezó y Nico Borlenghi entró por el juvenil Ruano, pero las cosas siguieron igual. Acassuso dominaba a merced el trámite del encuentro y no sufría desacoples en ninguna de sus líneas. La más clara para Los Andes llegó por una viveza del Pato Grgona, que robó la pelota y se animó a ir hacia al arco de enfrente, descargó con Maxi Barreiro, el centro del 3 la bajó Solchaga y el Pato de manera increíble no pudo convertir el empate. Fue la mejor jugada de los locales en todo el partido, pero la suerte le era esquiva. Con más vergüenza que fútbol, el Milrayitas fue en busca de la igualdad, pero dejaba la puerta abierta en defensa para que el Quemero liquidara las cosas. Para peor, Maxi Barreiro (de lo mejorcito en el local) se iba expulsado por doble amarilla tras un grosero error de Ruiz en la salida. Faltaba el golpe de gracia para dejar KO a los de Coqui. Maxi Planté, una de las figuras de la mañana, desbordó como quiso por la punta derecha, cedió a Abalos y éste solo tuvo que empujarla. Un gol de playstation comentaron los hinchas por lo fácil que ganó la posición el volante. No había tiempo para más, la caída ya era un hecho.

El final trajo una nueva decepción en el Gallardón. Los reproches de toda la gente al término del partido ya lamentablemente se hicieron costumbre. Al equipo de Néstor Ferraresi le cuesta enormidades jugar en terreno propio a pesar de contar siempre con el apoyo inconmensurable de su público. Ya no se puede caer mas bajo, será clave en la semana hacer un lavado de cabeza a los jugadores que partido tras partido se hunden en el nerviosismo por los resultados adversos y son humillados por cualquier rival que pisa Lomas de Zamora.


SINTESIS

Los Andes (0): Walter Cáceres; Darío Ruiz, Patricio Grgona, Martín Pucheta, Maximiliano Barreiro; Ignacio Ruano (45´ Nicolás Borlenghi), Alejandro Friedrich, Federico García (65´ Luis Bevacqua); Jaime Molfeso; Pablo Villalba Fretes (12´ Diego Churín) y Pablo Solchaga. Suplentes: Luciano Díaz, Julián Bogao, Leandro Corulo y Leonardo Fino. DT: Néstor Ferraresi

Acassuso (2): Gustavo Ruhl; Ezequiel Rodrigo Alonso, Mario Musson (65´ Leandro Mussin), Rodrigo Chao; Federico Carneiro, Pablo Manchini, Nicolás Fonzalida; Maximiliano Plante (90´ Lucas Mazzulli); Leonardo Romero y Jonathan Hansen (72´ Alfredo Abalos). Suplentes: Maximiliano Peruscina, Gustavo Sever, David Córdoba, Joaquín Albuernez. DT: Fabián Nardozza.

Goles: 35´ Leonardo Romero (A); 87´ Alfredo Abalos (A)

Amonestados: 30´ Pablo Manchini (A) y 40´ Maximiliano Plante (A); 59´ Leonardo Romero (A), 68´ Jonathan Hansen (A), 75´ Gustavo Ruhl (A), 78´ Rodrigo Chao (A), 83´ Luis Bevacqua (LA) y 87´ Patricio Grgona (LA)

Expulsado: 82´ Maximiliano Barreiro (LA)

Arbitro: Ramiro López

Asistentes: José Mendoza y Diego Barón.

Estadio: Eduardo Gallardón

 

Domingo 24 de Octubre de 2010 | Fútbol Profesional


subir