Al ritmo de Pingo

Otra vez como titular. Otra vez con la 10 en la espalda. Vivimos la previa del partido frente Acassuso con un nota a Jaime Molfeso, el enganche del Milrayitas. ¿Podrá repetir en la red como ante Flandria? Eso intentará...

Por Leandro Saltamerenda

Fueron 214 minutos. Sí, 214 minutos en cancha le bastaron para ganarse otra vez la titularidad. Para ratificar porque la camiseta Nº 10 parece tener dueño. A ver repasemos… Un buen ingreso frente a Temperley, el gol de la ventaja parcial sobre Flandria, un par de habilitaciones con Defe. Y dejamos de lado los ensayos de fútbol semanales. Jaime Molfeso es así. Un tipo sencillo, que no se caracteriza por trasladar el balón o hacer fantasías para la tribuna. Con dos toques te puede mover la estantería. Amante de las jugadas colectivas, el ex Italiano, Ferro, es futbolista puesto para el entrenador Néstor Ferraresi. Y así también lo entienden sus compañeros. Alejandro Friedrich y Pablo Solchaga, por citar algunos casos, manifestaron públicamente porque es tan importante prestar de sus servicios. “Yo solo quiero facilitarle las cosas al grupo. Quizás tengo la virtud de ser simple y con eso a ellos les alcanza. Entonces, bienvenido sea. Estoy para sumar y tratar de recuperar ese fuego que mostramos en otros campeonatos”, explica con su desfachatez habitual. Vamos a leer la nota. Al ritmo de Pingo, por supuesto…

Acassuso es el rival de turno para este Los Andes. Para este Milrayitas que ya no se recuerda qué es el festejo. Desde la jornada inaugural ante Italiano no hay una victoria. “Tenemos dos fechas seguidas de local y desde mi punto de vista va a ser muy bueno. Es una linda oportunidad para nosotros porque nos debemos un triunfo en nuestra cancha, con nuestra gente. Seguramente mañana va a ser un partido duro, pero con ganas de demostrar que todo esto es un mal momento y que ya está pasando”, arranca su diálogo con el Sitio Oficial. ¿Estás seguro, Jaime? ¿Ya está pasando la mala racha? “Sí, el otro día sacamos a relucir el amor propio que tiene este equipo y nos demostramos a nosotros mismos que podemos. Pero como le dije a un par de mis compañeros es insuficiente. Los Andes es un grande de la categoría y tiene mucho más para dar. Nos falta juego, nos falta atención y sobre todo compromiso. Y bueno, si con ese poquito se le pudo empatar al puntero en su estadio y después de ir dos goles abajo quiere decir que solo falta proponérselo”, avisa con un tono de optimismo.

“De a poco me estoy sintiendo mejor y estoy jugando más minutos, que era lo que yo quería para agarrar ritmo. Y por suerte estoy aprovechando la oportunidad que me está dando Coqui (por el técnico Néstor Ferraresi)”. Así se refiere Molfeso a su presente personal, otra vez como titular. Pero ojo, tampoco se olvida de su ausencia en los primeros partidos y de aquella maldita pubialgia que no lo dejó entrenarse al 100%. “Recuperarse de una lesión como ésta es algo constante. Yo no duermo ni digo ya gané la batalla. Todo lo contrario. Sigo trabajando por mi cuenta, haciendo los ejercicios y eso me ayuda muchísimo. En su momento me fastidiaba porque veía que no jugaba, que estaba mal y que los dolores no paraban… Pero ahora estoy muy contento y no bajó los brazos. Esa base que estoy haciendo me está dando los frutos”, reconoce. Y añade: “Por suerte, el dolor punzante que tenía ya desapareció. Ahora nada que ver. Por eso tengo que tratar de seguir sumando competencia y serle útil al equipo”.

¿Cómo se imaginará Pingo este encuentro frente al Quemero? “Ellos van a venir a cuidarse. Más allá de la posición que estamos en la tabla, todos los equipos que nos enfrentan saben que nosotros en cualquier momento podemos despertar y se meten atrás. Así que será nuestra tarea saber resolverlo y estar muy atentos a los contragolpes y la pelota parada”, responde. Sí, éste es el enganche de Los Andes. Un Los Andes que buscará regalarle una alegría a su gente y cortar de una buena vez la racha de 13 sin ganar. ¿Será la yeta el último eslabón de la cadena? El domingo después del mediodía lo sabremos…

Sábado 23 de Octubre de 2010 | Fútbol Profesional

subir