El Pato X 100

Ante Acassuso es el día... El defensor Patricio Grgona llega a su centenar de partidos con la camiseta de Los Andes. Sus sensaciones, los recuerdos, los amigos y tantas cosas más. Acá, en el Sitio Oficial. Vamos a compartirlo...

Por Leandro Saltamerenda

¿Qué significa para Patricio Grgona llegar a cumplir 100 partidos con la camiseta de Los Andes?
Obviamente que un orgullo enorme porque es una camiseta muy deseada y que cualquier jugador cuando empieza a jugar la quiere vestir. Y no solo poder cumplir el sueño de estar en esta institución sino que también jugar una cantidad de partidos así es algo muy lindo, soñado.

Uno se imagina que no es el mejor momento para festejar un logro personal pero, ¿cómo lo vivís?
No, no, seguro. Me hubiese encantado que me agarre en otra situación, quizás mucho más arriba o peleando el campeonato. Pero esta es la realidad, y lo grupal está por encima de todo. Igual no dejo de ponerme contento porque es algo muy importante para la carrera de cualquier jugador.

Llevas varias temporadas en el club, ¿cómo evalúas tu estadía en Lomas?
La verdad que espectacular, las pasé todas. Cosas hermosas en lo deportivo y otras cuestiones que me llevó que son mucho más importantes. Acá yo tengo muchos amigos y siempre que llega junio, por más que me salgan algunas ofertas, muestro interés en quedarme. Porque se lo que significa el club y también porque quiero mucho estos colores.

Estuviste mucho tiempo en El Porvenir, pero ahora ya sos el histórico de este equipo, ¿qué representa Los Andes en tu vida?
Mucho, mucho. Porque si vos te fijás, la gente que es hincha de Los Andes me tiene identificado con esta camiseta, como si hubiese salido de acá y para mí es importantísimo. Además jugué en otro equipo de Zona Sur… Y hoy sentirme querido y representado por este club es algo que me llena de orgullo y a la vez de responsabilidad… Y ese cariño lo tengo que devolver a adentro de la cancha, es así.

¿Hace falta preguntarte cuál fue el recuerdo más importante?
Y el más lindo, el ascenso… Yo siempre lo comparo con cosas personales, de la vida de uno. Jamás en estos 28 años de mi vida me sentí tan feliz como ese 28 de junio del 2008. No lo cambio por nada del mundo y me muero por pasar otro día así. Y no solo es ese recuerdo. Después tengo muchos amigos de aquel plantel y otros que todavía están acá. Quizás es por eso que uno también quiere seguir tan ligado al club.

Tenés bien guardada la fecha del ascenso…
Sí, como dije antes, es el día más importante que tuve. Capaz suene un poco egoísta y no lindo para la familia porque también vivimos fechas especiales, pero ese 28 de junio fue algo hermoso, soñado.

Acá también pasaste buenas y malas con el tema de las lesiones, ¿casualidad que haya sucedido todo en Los Andes?
Sí, pasé varias, pero esas cosas van haciendo a uno, a la persona. Y yo no reniego de nada. Si sucedió fue por algo y trato de quedarme con lo positivo. Por eso también tengo muchos amigos. Porque pasé cosas malas y mucha gente que está acá, ya sea cuerpo médico, utilero, masajista o mismos varios de mis compañeros, siempre me mostraron afecto y me ayudaron para dejarlo atrás.

¿Cómo querés que sea esta partido Nº 100 con la camiseta de Los Andes?
Con una victoria. Es lo que deseo hoy y lo vamos a buscar. 

Jueves 21 de Octubre de 2010 | Fútbol Profesional

subir