Clarito y al pie

"Si preguntás yo te digo que me preocupa más Los Andes". Lo dice un autocrítico Néstor Ferraresi. El Rojo se juega una parada complicada ante el líder Defensores y el DT acepta el desafío. "Nosotros somos los que tenemos que encontrar el rumbo", explicó.

Por Leandro Saltamerenda

¿Cuándo llegaste pensaste que te ibas a encontrar con este presente?
Sí, sabíamos que veníamos en un momento muy difícil, pero lamentablemente los resultados nos mataron. Creo que el empate sobre la hora con Español y que el otro día nos den vuelta el partido de esa forma profundizaron la crisis. Pero esto es fútbol y hay que seguir dándole para adelante. Yo confió en los jugadores que tenemos y buscaremos la forma de mejorar. Eso sí, uno ya piensa en cambios porque la realidad es que el nivel de juego no es bueno y se siente. Habíamos levantado el nivel con Sarmiento y no alcanzó. Y con Flandria, a pesar de ir ganando, a mí no me gustó para nada como estábamos jugando. Así que veremos si resulta con las modificaciones que tenemos pensado hacer. 

¿Cómo se mantiene la regularidad? Porque a Los Andes le ha costado mucho repetir actuaciones de una fecha a la otra. Ya sea con Cachón Blanco, la dupla de Inferiores o vos…
No, el problema más grande es que todavía no se encontró el equipo. La mayoría de los clubes pueden estar jugando bien o mal, pero ya tienen una base de jugadores. Y acá todavía no la hay. Personalmente me cuesta inclinarme por la mejor formación. Hace 21 días que estoy y ni de casualidad puedo decir esta es la alineación que va a jugar 10 fechas seguidas. Y eso me parece que es más importante que mantener la regularidad.

En la previa del partido con Flandria analizaron distintos videos y les remarcaste las marcas a tener en cuenta en la pelota parada, ¿cómo se solucionan estas fallas?
Sí, sabíamos puntualmente donde nos tiraban los córners y ahí nos hicieron los dos goles... Y bueno, trabajando mucho y estando concentrados. Y si no pasa eso, lamentablemente el que está adentro tendrá que salir y entrará otro…

¿Viste alguna evolución en estas tres fechas que dirigieron?
Y con Sarmiento el equipo me gustó, pero el otro día con dos distracciones nos complicamos solitos. Estamos esperando ver si podemos despertar a los jugadores y mostrar claridad para elegir a los que mejor estén en este difícil momento.

Mucho se habló de las incorporaciones en la antesala del torneo, pero ahora de a poco van apareciendo los jugadores del club o de las Inferiores, ¿ese es el recambio al cual haces mención?
A pesar de tener un plantel de 40 jugadores, para mi gusto, hay puestos que no están bien cubiertos. Entonces habrá que buscar reemplazos en los chicos o en los que vienen abajo. Acá ya no importa el nombre, la edad o la trayectoria. Tenemos que poner a los que más ganas tengan y los que mejor estén. El diario de la mañana a la tarde es viejo así que buscaremos la opción más acertada. Quizás no es el mejor momento para tirar chicos a la cancha, pero cuando sos un juvenil no te preguntan querés debutar ahora o más adelante. Jugás cuándo te toca y en dónde te toca. En este caso no van a debutar chicos, pero habrá varios que tienen pocos partidos en Primera y ya me demostraron que están capacitados para hacerlo.

Ahora viene Defensores, en una cancha difícil, ¿les quita algo de presión enfrentar al puntero?
Acá son 11 contra 11 y cuando empiece a rodar la pelota se terminan todas las especulaciones. Creo que Los Andes está en condiciones de ganarle a Defensores y a cualquiera, pero antes nos tenemos que convencer nosotros mismos. Ahí está la clave.

¿Te preocupa algo particular del rival?
No, uno lo conoce y lo tiene bien estudiado. Sabemos como se mueve, pero también sabíamos como se movía Flandria. Entonces, si preguntas yo te digo que me preocupa más Los Andes. Nosotros somos los que tenemos que encontrar el rumbo. 

En la práctica de fútbol del jueves quedaste bastante conforme con el rendimiento de los titulares…
Sí, el tema es que vuelven jugadores muy importantes para el equipo y además hice algunas variantes que me dan cierta frescura y cambio de ritmo de mitad de cancha para adelante. Y ese era uno de los principales problemas que tenía Los Andes. Qué no te ataca por afuera, que no presiona, que no sorprende…

Todavía falta mucho, pero algunos ya empiezan a resignarse, ¿pensás que hay reacción para pelear por cosas importantes?
En esta categoría ganás dos o tres partidos y ya te ponés ahí, cerca del pelotón para entrar al Reducido. Soy consiente de que estamos en una posición muy delicada y que los de arriba cada vez se escapan más. Pero nosotros en este momento, me parece que estamos para otra cosa. Para tratar de armar bien un equipo que se haga fuerte tanto de local como de visitante y después el tema de la tabla lo iremos manejando.

 

Viernes 15 de Octubre de 2010 | Fútbol Profesional


subir