Sed de victoria

"La única posibilidad que tenés para dejar atrás esta situación es con un triunfo". Lo piensa Cubito Cáceres y todo Los Andes. El Milrayitas se juega mucho más que tres puntos frente a Brown (Adrogue). "Hoy quiero ganar", dijo el 1.

Por Leandro Saltamerenda

Momento decisivo para Los Andes, ya no hay tiempo para pensar y se viene un partido entre semana con Brown (Adrogue), ¿cómo se sale de esta mala racha?
Y la única posibilidad que tenés para dejar atrás esta situación es con un triunfo. No queda otra. Para mi entender, el otro día con Almagro fue la mejor actuación que tuvimos y que más situaciones creamos, pero no pudimos ganar. Al estar necesitados de victorias, en un club que te pide ser protagonista y después de perder con Temperley teníamos que cambiar la imagen ante nuestra gente y creo que parcialmente lo logramos. Nos faltó un poquito más. Lo que pasa es que estamos todos muy ansiosos, ya sea de afuera como de adentro, y lo único que calma eso es ganar.

¿Se habla puertas adentro de este presente?
Seguro. Nosotros somos los primeros que estamos dolidos y sorprendidos. Porque sabemos que tenemos buenos jugadores y no estamos jugando al nivel que pretendemos. Hay que recordar que en el fútbol nadie tiene la verdad. Si vos me preguntás como lo lográs, no lo sé. Ojalá tuviese la respuesta para cambiar el presente y sacar un triunfo. Pero sí digo hay que estar concentrados y dejar todo para traernos un buen resultado de Adrogue.

¿Dónde pensás que están los errores?
Es difícil explicarlo. No sé, mismo con Cachín a veces jugábamos peor y lo ganábamos el partido. Por ejemplo, ante Estudiantes en cancha de Brown, con Central Córdoba o hasta Temperley. Tal vez creábamos dos o tres situaciones, metíamos una y listo. Y el otro día con Almagro generamos mucho y no pudimos ganar. El fútbol tiene estas cosas y lo digo sin problemas: hay que ganar como sea. Seguro que a muchos ese como sea les suena raro, pero siempre manteniendo una identidad. Si nos toca hacer un gol a los 10 minutos de pelota parada y después aguantarlo en defensa, lo haremos. Hoy quiero ganar.

La visión del arquero siempre es diferente, ¿cómo se ve desde el fondo? Porque en varios encuentros, Los Andes manejó mejor la pelota, creó peligro y en la primera situación que le llegan te convierten…
Y, eso es lo que hay que tratar de corregir. Porque si no nos convirtieran goles sería muy distinto. Yo sé que este equipo en cualquier momento te hace la diferencia. Pero bueno, los contrarios también juegan y a veces también aprovechan nuestra mala racha. No es para poner una excusa, pero el otro día le pegan al arco, la sacó, el rebote le queda a él y nos embocan. Entonces esas cosas influyen. 

¿Y puntualmente cómo ves la previa de este partido con Brown? Adrogue siempre fue una parada bastante favorable para Los Andes…
Ellos vienen un poco mejor, ganaron en la última fecha y vamos a ver qué proponen. Y sí, en esa cancha hemos tenido buenos resultados y ojalá que lo podamos repetir. Sabemos que es un partido complicado, como todos los de esta categoría, pero con la obligación de ir a buscar los tres puntos de entrada.

¿Se entiende la reacción del hincha? ¿Cómo se juega con esta presión?
Los Andes es un equipo con historia, con mucha convocatoria y uno de los más grandes de la categoría. Entonces si vos no ganás y además venís de perder 3-0 con Temperley es normal que la gente no esté predispuesta a bancarte si te hacen un gol. Yo los comprendo, pero a la larga, la verdad que no nos hace bien. A mí si me putean desde los cuatro costados, juego igual. No creo que cambie mi forma de atajar; sé como absorberlo. Pero quizás hay jugadores que los intranquiliza y lo sienten. Así que la única manera de salir adelantes es estando todos juntos.

Miércoles 8 de Septiembre de 2010 | Fútbol Profesional


subir