Hecho y dicho

Todo fue desazón. El vestuario local y su analísis de este partido frente a Temperley. Molfeso, Friedrich, Ruiz y Cachín Blanco pasaron por nuestros micrófonos. Esto decían...

Por Luciano Benítez y Leandro Saltamerenda

“Son varias cosas. Estamos buscando el equipo y no lo encontramos. Después tuvimos lesiones de jugadores importantes y no supimos como reemplazarlos. Pero eso no es para poner excusas ni buscar culpables. Yo acepto la responsabilidad y me hago cargo de este difícil momento. Ahora hay que salir adelante, dar vuelta la hoja y tener la suficiente personalidad para ganar el próximo partido). (La autocrítica de Cachín Blanco una vez concluido el partido ante Temperley).


“Jugamos mal y punto. No hay mucho para analizar. Quizás arrancamos mejor, pero después de la lesión de Celaya nos desconcentramos y nos hicieron un gol increíble. Y algo similar pasó en el segundo tiempo. Lo fuimos a buscar, tuvimos cuatro o cinco posibilidades de marcar y en la desesperación vino el golazo de ellos. Eso nos mató. (La honestidad de siempre de Alejandro Friedrich).


“Duele mucho perder así y más de la manera en la que se dio. Nos mató anímicamente el primer gol de ellos, donde el partido estaba parejo pero los errores se pagan caros y no supimos sobreponernos. A los hinchas le pedimos disculpas y que nos sigan apoyando, porque hay un grupo que más que nadie quiere salir adelante. Creo que a partir de ahora vamos a recuperar el nivel que alguna vez tuvimos” (Darío Ruíz, sin excusas, luego de la dura derrota frente al Celeste).


“Para nosotros era el partido más importante del año y no se pudo. Ahora hay que agachar la cabeza, trabajar y esperar la fecha próxima. Sabemos que no es lo mismo, pero tenemos que ganar. Hay que estar atentos. Si no no sirve de nada”. (Jaime Molfeso describe el escenario para el encuentro con Armenio).

Domingo 22 de Agosto de 2010 | Fútbol Profesional

subir