''Volver es lo mejor que me pudo pasar''

Lo dice Néstor Tito Garay en su regreso cómo técnico de Séptima y Octava División. Además valoró esta idea de sumar ex jugadores a las Inferiores del club: "Nosotros vestimos la camiseta de Los Andes y sabemos lo que significa".

Por Leandro Saltamerenda

Otra vez en tu casa, otra vez en las Inferiores de Los Andes, ¿cómo te sentís en tu vuelta?
Bien, ante todo muy contento porque uno hace muchos años que está acá y extrañaba esto. Yo estaba en mi casa y no sabía que hacer. Me desesperaba y quería arreglar como sea. Volver es lo mejor que me pudo pasar. Soy uno más de los chicos, hago lo que me gusta, habló todo el día con ellos. Como ser hubo varios que no estaban viniendo porque no estaban cómodos y los llamé a la casa para que se reintegren a los entrenamientos. Además el otro día se dieron los resultados y eso también ayuda mucho. Uno ve a los chicos felices y te reconforta el doble. Así que estoy con muchas ganas y ojalá que podamos seguir por este camino. 

¿Qué significa para vos volver a trabajar con un grupo de juveniles que ya habías tenido años anteriores?
Y, es una alegría inmensa porque si bien en los primeros partidos no estuve dirigiendo, los he venido a ver y ellos te demuestran el cariño que le tienen hacia uno. También yo los conozco de Infantiles y hoy estar en una Séptima División no es poca cosa. Me emociona entrar al vestuario y verlos así. Más que todo, les tengo que hablar mucho porque es una edad difícil y para que se den cuenta que por algo están acá y nadie les regaló nada.

Te tocó estar en el cuerpo técnico de Primera División con Germán Corengia y ahora tenés otro desafío como técnico de la Séptima y la Octava…
Sí, eso es impagable. Una experiencia muy linda y sobre todo porque uno jugó, es hincha y sabe lo que es defender la camiseta de Los Andes. Esa posibilidad que me dio Germán no me la voy a olvidar nunca y siempre le voy estar eternamente agradecido. Además eso te sirve porque te levanta la autoestima, venís acá más motivado y le podés contar tus vivencias a los chicos, que es lo más importante. Por eso creo que el desafío es doble y me siento pleno para afrontarlo.

Esta idea del club de reunir otra vez a ex jugadores de la institución como técnicos de Inferiores, ¿cómo la ves?
Uno siempre quiso que la gente del club vuelva a las Inferiores y que les vuelque un poco de su experiencia a los chicos. Nosotros vestimos la camiseta de Los Andes y sabemos lo que significa. Además vos le transmitís como viviste un clásico y ellos se te quedan mirando. La verdad que eso te enorgullece. Creo que tener con nosotros a la Viejita Pizzarro, a Carlitos López, a Hernán Da Graca es muy importante. Si mantenemos la línea que comenzó Germán vamos a seguir creciendo. Porque no hay que olvidarse que él armó las Inferiores, reorganizó todo y encontró un lugar de pertenencia para nuestros juveniles.

Ahora se están midiendo con equipos de primerísimo nivel, ¿cómo se puede recortar esa diferencia tan amplia?
Y la diferencia con los equipos de Primera es abismal. Ellos tienen una experiencia de seis años compitiendo en el mismo nivel y ya en Infantiles trabajan distinto. Mientras a ellos le llevan los chicos, nosotros tenemos que salir a buscarlos. Tal es así que hasta el día de hoy se nos complica para armar Liga. O sea, acá tenés buenos jugadores pero no recambio. Hay muchos que no tienen buena base y eso lo estamos pagando. El año pasado nos tocó vivirlo con la 95` y ahora nos sucede lo mismo con la 96`. Esta es una categoría que le sacan muchísima ventaja desde lo físico y a la larga se siente. Por eso hay que hablar mucho con los chicos, encontrar un orden táctico y suplir esa falta con trabajo.

En tu regreso a Los Andes, tus dos categorías (por Séptima y Octava) mejoraron y encontraron dos resultados importantes, ¿la alegría fue doble?
Sí, es como dije a los chicos en el vestuario. Yo nunca me sentí perdedor y yo quiero que ellos lo vivan igual. Es feo venir y saber que sábado tras sábado te vas a tu casa perdiendo. Pero a ellos les hablé, les dije cómo eran las cosas y se dieron cuenta que no son menos que nadie. Por algo están acá, por algo defienden la camiseta de Los Andes y adentro de la cancha son 11 contra 11. La Séptima jugó un gran partido y creo que ganamos muy bien. Y lo de la Octava, a pesar del empate, quizás lo valoró más porque es una categoría que no había ganado ningún partido en el año y supieron reaccionar en el momento justo. Empezamos perdiendo, lo empatamos y terminamos de igual a igual con un rival como Gimnasia. Así que eso te pone contento, ya que los chicos te responden y se sienten a gusto. Hoy tienen entre 15 y 16 años y tienen que disfrutar su momento.

¿Algún deseo particular para este nuevo ciclo que comenzaste acá en el Milrayitas?
Como deseo y como hincha quiero que Los Andes se meta en el Reducido y pueda ascender. Y eso también tiene que ver mucho con los chicos. Porque si nosotros tenemos la suerte de llegar a la B Nacional, eso quiere decir que nuestras Inferiores van a seguir compitiendo a este nivel. Y después, en lo personal, que mis categorías puedan jugar bien y que los chicos el día de mañana se acuerden de uno por cómo es.

 

LOS MAS GRANDES, EL DOMINGO: La jornada de este fin de semana frente a Lanús sufrió una modificación. Las categorías más chicas (Novena, Octava y Séptima) serán locales el sábado en Villa Albertina, mientras que Cuarta, Quinta y Sexta deberán jugar el domingo en el Polideportivo ubicado en Guidi y Arias. ¿El motivo? El conjunto de Primera División del Granate recibirá el sábado a las 14 a Arsenal y no se pueden superponer los horarios.


DEBUT PARA DOS: El domingo también habrá competencia para nuestras Infantiles y la Liga. Será el primer partido del campeonato para ambos casos. En Infantiles, el Milrayitas deberá visitar a Fundación Roleo, en cancha de Temperley, y en Liga recibirá a Lanús, en Villa Albertina.

Viernes 23 de Abril de 2010 | Fútbol Amateur


subir