Ellos allá

Con la historia de Jorge Fernández Suárez -que extraña en Málaga- inauguramos esta nueva sección de hinchas que viven el amor por Los Andes desde lejos...

 

Por Iván Weintraub

Jorge Manuel Fernández Suárez /67 años

YO VIVIA. En Barracas, en la casa de mi tía. Cuando tenía 12 años me mandan a trabajar al bar restaurante de un amigo de mi tío, en Oliden y la actual Hipólito Yirigoyen, en Lomas. Un día, un amigo de mi tio me dice: “mirá, los que entraron son jugadores de Los Andes”. Y yo que ya era loco por el futbol, quedé impresionado. Dos hinchas de Temperley de mi misma edad me indicaron como llegar hasta la cancha de Los Andes, pese a las discusiones que se armaban, por lo de la rivalidad. Los voy a nombrar: Horacio López y Bardelli.

Y ME FUI.  A España por la crisis del 2001

AHORA VIVO. En Málaga.

TRABAJO. Estoy jubilado. El motivo de estar a España es puramente económico. Viviendo acá cobro la jubilación completa y si me radico en Argentina la cuarta parte. No obstante volveré por periodos no muy largos.
 
YO TE SIGO. ...los partidos escuchándolo a Alberto Rincón y por la pagina oficial del club y las no oficiales (a Alberto lo tengo en mi mejor estima).

TENGO AL LADO. la camiseta actual, que compré cuando estuve la última vez, la del ascenso. Y toda la campaña del 1960.

LA ULTIMA VEZ EN EL GALLARDON. Fue en el partido frente  Acasusso, en un viajecito que pude hacer. Fue el 0-2, que vi junto a mi amigo Leo.

EXTRAÑO. Estar sentado en la platea del Gallardón cuando juega nuestro equipo.

¿A LA CANCHA VOY? No, veo todo el futbol español pero en la tele. Ni loco se me ocurriría hinchar por otro equipo que no fuera Los Andes, aunque me gusta que ganen los equipos donde juegan los argentinos. A la cancha del Málaga fui una sola vez, en un clásico andaluz, con el Betis.

COMO ME VOY A OLVIDAR. Cuando viajé, varias veces, invitado por don Horacio Palacios en el micro de los jugadores en los viajes largos. En unos de esos viajes nos pusimos a jugar con Dacunto y Abdenur, entre otros, al chichón (por dinero por supuesto) y como yo gané no les quería cobrar,  pero me obligaron a hacerlo. Y de la época en que empecé a seguir al club y había un señor mayor que apoyaba al equipo gritando “Arre, arre”. Me pareció fantástico y empecé a gritarlo también pero mas seguido y mas fuerte, por lo que en aquella época me conocían a mí como “Arre, Arre”. El título del 60 es el momento más inolvidable. Ese año me hice socio vitalicio, a los 17. Como vivía en Capital, Don Eduardo Gallardón tuvo un trato preferencial hacia mí..

LLEVO EN MIS OIDOS. “Si no lo vio/ ya lo verá/ que los de Lomas ya se van para la A“.

Si querés aparecer en esta sección, o contactarnos con amigos o famliares que viven la pasión por el milrayitas desde el exterior o en el país, pero lejos, escribí a ivanweint@gmail.com o prensa@clublosandes.com

 

 


 

Viernes 16 de Abril de 2010 | Info Diaria


subir