Metidos y distendidos

Los Andes se entrenó este miércoles en la cancha y el técnico Cachín Blanco armó distintos trabajos con pelota y de definición. Para cerrar el día, un picado para no perdérselo...

“Tenemos que encarar cada partido como una final”. Lo dijo Alejandro Friedrich semanas atrás y ahora se tomó como una frase de cabecera para todo el grupo. Qué se vienen fechas decisivas no es ninguna sorpresa. Pero para este Los Andes habrá mucho más que tres puntos en juegos en el encuentro del viernes frente a Social Español. Para hacer valer el empate del último sábado ante Atlanta se le debe ganar al Gallego. Además no hay que olvidarse que el Milrayitas queda libre en la última jornada y nadie quiere llegar a ese día con la soga al cuello o agarrando la calculadora para ver qué sucede en canchas ajenas. Muchachos, hay que asegurar la clasificación al Reducido cuanto antes…
Este miércoles hubo otra práctica en el Gallardón. A diferencia del martes, los protagonistas fueron menos, ya que faltaron varios de los juveniles. Como es habitual, días antes de una nueva fecha de Inferiores, aquellos chicos que se entrenan con el plantel profesional fueron citados en Villa Albertina para no perder ritmo de competencia. Y este jueves como se viene una parada complicada frente a Boca Juniors, los que tuvieron que bajar fueron Gustavo Bravo, Leonardo Aguirre, Alexis Mendoza, Nicolás Paz y los arqueros Ariel Barros y Fede Díaz. Esperemos que el sábado se reintegren con una sonrisa…
La entrada en calor y los clásicos movimientos con pelota abrieron la jornada en la cancha. Teniendo en cuenta la cercanía del partido con el Gallego y el gran desgaste que se hizo en el ensayo de fútbol del entrenamiento anterior, el profe Fernando Pontoriero decidió bajar la intensidad de los trabajos. Entonces, luego de una prolongada elongación, el ayudante de campo Adrián Longo tomó las riendas y armó distintos trabajos de definición: con remates de media distancia, de uno contra uno, de tres delanteros contra dos defensores, entre otros. Y para cerrar el miércoles vino un picado bien informal. Facu Coyra atajando para los Grises y Ale Friedrich en el otro arco. ¿Cómo fue el desarrollo del mismo? Los de Azul sacaron una diferencia de cuatro goles (Gargiulo, en dos oportunidades, Acosta y Molfeso), el rival se puro a tiro por los festejos de Ruiz, Nico Martínez y Vega, pero en el último minuto volvió a aparecer el Tanito para alcanzar el tercer grito de su cuenta personal y definir el match por 5-3. Un verdadero partidazo...
Ahora, el plantel se volverá a ver las caras este jueves en horas de la tarde y allí se hará la última práctica antes de enfrentar a Español. Después a concentrar y el viernes a salir a la cancha…

Miércoles 31 de Marzo de 2010 | Fútbol Profesional


subir