Piensa en Gallego

El plantel de Los Andes disfrutó del domingo libre y volvió este lunes a los trabajos. El viernes arranca una seguidillas de tres partidos. Primero viene Social Español. después Armenio y finalmente Villa San Carlos.

El estado físico otra vez se pone a prueba. Después del empate del último sábado ante Atlanta, el plantel de Los Andes sabe que se viene una seguidilla muy importante de partidos. De estas tres fechas dependerá gran parte de su futuro. El Milrayitas enfrentará el próximo viernes a Social Español, luego jugará entre semana (el martes 6) el postergado con Armenio y cerrará esta pequeña maratón de encuentros frente a Villa San Carlos, el día del regreso al Eduardo Gallardón. Sí, tres rivales que no están involucrados en la pelea de arriba pero buscarán ganar para escaparle a la zona tan temible del descenso. Habrá que tomarlo con suma responsabilidad…
No cayó mal el punto obtenido en cancha de Tristán Suárez. En este momento, con la derrota de Colegiales ante Brown (Adrogue), el conjunto de Cachín Blanco ocupa el cuarto lugar de la tabla de posiciones y quedó a tan sola una unidad del Lechero, el tercero. Por eso, en los regresos a los entrenamientos de este lunes, el preparador físico Fernando Pontoriero fue bien clarito: “Vamos muchachos. Hay que seguir metidos. No podemos aflojar justo ahora”. Y tiene razón: el Rojo acumula cinco jornadas sin perder (cuatro triunfos y una derrota), aunque la diferencia con los buscan entrar al Reducido es muy poca: Estudiantes está a dos, Brown a tres, Acassuso a cuatro.
En cuanto a la primera práctica de la semana, el cuerpo técnico siguió con la lógica postura de cuidar la intensidad de las cargas. Los futbolistas que jugaron con el Bohemio y aquellos juveniles que fueron citados para el partido de Inferiores ante Rosario Central solo hicieron trabajos regenerativos y de elongación. Por su parte, el resto sí tuvo que transpirar más de la cuenta. Arrancaron con un ejercicio de fuerza-resistencia en tres estaciones (sentadillas, saltos y velocidad máxima) y más tarde se dirigieron al campo de juego para un ensayo de fútbol en espacios reducidos. ¿Cómo finalizó el día en Monte Grande? Con un buen gol de Jaime Molfeso (de lo mejor de la mañana) ante la salida del arquero Ariel Barros.
En cuanto a los lesionados, la buena noticia es que, más allá de algunas molestias mínimas, el técnico Blanco tiene a todo su plantel a disposición. Eso sí, no podrá repetir el equipo de las últimas tres jornadas porque el defensor Ignacio Celaya llegó a un nuevo limite de amarillas. Recién este martes cuando haya fútbol en el estadio Gallardón empezaremos a conocer a su posible sustituto. A no apurarse…

Lunes 29 de Marzo de 2010 | Fútbol Profesional

subir