Sinónimo de gol

Daniel Giménez y todo su oficio para darle un nuevo triunfo a Los Andes. El Tanque lleva diez gritos en el torneo y sueña con llevar al Milrayitas a la B Nacional. Qué se te cumpla, viejo...

Por Leandro Saltamerenda

Se lo notaba fastidioso, enojado consigo mismo. No había tenido ninguna situación clara de gol y además sufría ante la pegajosa marca de los defensores del Cartero. Pero no claudicó. Saltó una y otra vez a cabecear y hasta se animó a tirarse atrás y vestirse de creador cuando Los Andes no encontraba respuestas futbolísticas. Sin embargo, en el tercer minuto de descuento demostró lo que es: un goleador de raza. Después de un córner desde la derecha, la pelota quedó boyando cerca del dubitativo Leo Aguirre y ahí estaba él. Para empujarla, para decir presente, para regalarle otro triunfo a todo Lomas. Sí, estamos hablando de Daniel Giménez, del Tanque, del jugador del Rojo que más festejos tiene en el torneo. El ex Chacarita volvió a convertir tras cinco fechas y así gritó su décimo tanto con la camiseta del Milrayitas. Sinónimo de gol… 
Sin darse cuenta se transformó uno de los hombres más buscados de Agronomía. Todos los grabadores fueron hacía él, pero el delantero metió una finta de fútbol de salón y dejó el cassete por el piso. “Estaba molesto porque no me salía nada. Perdí muchas pelotas y a veces los nervios también te juegan una mala pasada. Pero por suerte pude hacer ese gol y fue un desahogo bastante importante”, reconoció una vez sentenciado el 1-0. Y agregó: “Conseguimos un triunfo importante ante un rival complicado, que nunca te regala nada y presiona en toda la cancha. Nosotros quizás no jugamos nuestro mejor partido, pero nunca bajamos los brazos y sobre el final encontramos una victoria que nos sirve de mucho.” Un merito al esfuerzo, al no rendirse jamás.
“No importa quién haga los goles. En los últimos partidos le había tocado al Mecha, y ahora llegó mi turno. Uno no se fija en eso. Acá hay que ganar. Estamos en una buena racha y ojalá que podamos seguir así”. Una frase que demuestra humildad y resalta la solidaridad de este equipo. El objetivo es claro: llevar a Los Andes a la B Nacional. “Nosotros no podemos desviar nuestra meta. Nos entrenamos y trabajamos para ganar en cada partido. Sabemos que hay rivales duros, pero no imposible. Apuntamos al ascenso”, indicó sin vueltas.

Llegaste al club en medio de una pretemporada en Mar del Plata y decías que venías a buscar continuidad, a ganarte un lugar, a tomarte revancha de tu paso por Chacarita, ¿cómo estás hoy?
Contento, satisfecho por estar jugando y porque el equipo está peleando arriba. Uno buscaba continuidad, sentirse útil para el grupo y la verdad que no me puedo quejar.

Ese pique del final, con el partido casi definido y superando en el mano a tu defensor sintetiza cómo estás vos. Metido, bien físicamente…
Sí, estoy muy bien físicamente y anímicamente lo mismo. Creo que el equipo acompaña mucho y el dejar todo en cada fecha te obliga a brindarte al máximo. Los partidos duran hasta que el árbitro marque el pitazo final y por eso se disfruta tanto la victoria.

Conoces mucho a Cachín Blanco, ¿da la casualidad este presente ganador del Milrayitas?
No se si es casual o no. El tema de Cachín es muy facil. Es un técnico simple, no te pide nada complicado y sabe sacar lo mejor de cada uno. A nosotros nos dio confianza y creo que le estamos respondiendo adentro de la cancha.

Los hinchas empiezan a los ilusionarse, los rivales casi no hablan de Los Andes. ¿Ustedes desde adentro cómo lo sienten?
Mejor, qué no hablen. Nosotros tenemos que ir de a poco, tranquilos y seguir consiguiendo resultados. Después cuando termine el campeonato veremos dónde estamos parados.

Palabras de Daniel Giménez. Sinónimo de gol…

Sábado 20 de Marzo de 2010 | Fútbol Profesional


subir