El Partido

Año 1991: goleada de Los Andes por 3-0 y último partido de Temperley antes del cierre de todas sus actividades. Imposible olvidarlo. Gran actuación de los de Lomas...

Por Pablo García

En abril de 1991, jugaron el último partido de la temporada de Primera B. Ambos conjuntos no luchaban por nada, ya que habían perdido la oportunidad de disputar un segundo ascenso. Igualmente, no había mejor condimento que querer ganar un clásico. Temperley sufría una severa crisis económica que dificultaba el futuro de la institución, hasta la misma desaparición. Los Andes, que disputaba el primer torneo de Primera B Metropolitana, había tenido un gran comienzo con un invicto de once fechas. Luego la campaña fue irregular y finalizó navegando por mitad de tabla. Lo más destacado fue que le quitó el sueño de campeonato a Chicago (finalmente el campeón fue el Central Córdoba rosarino).
Pasaron un par de minutos para desestabilizar el marcador. Jorge Vega hizo estallar de alegría a la tribuna visitante, al pegar el primer grito. La apertura del score abrió espacios en el partido: Temperley, herido, fue a buscar la igualdad y el Milrayitas, agazapado, aprovechó el contragolpe.
El partido era un ida y vuelta constante con sustos para ambos arco. Hasta que sobre el final llegó la más clara para el local. Walter Medina derribó en el área a Jorge Stranges y el árbitro no dudó: penal. Se hizo cargo Bottari, pero su disparo pegó en el palo y recorrió todo el arco hasta salir por el otro costado ¡Puf! Cómo sufrieron los hinchas de Los Andes, que se salvaron del empate.
Ni bien comenzó el complemento, Torrillas y Romero se ganaron la roja luego de agredirse. El Gasolero estuvo cerca: Alé y Vitulano se lo perdieron ante el 1 del CALA. A diez del final llegó una gran jugada de Herner en contragolpe, que definió Castro estirando la ventaja a dos. El festejo se hizo sentir porque hubo descarga de nervios. Al Celeste se le hacía todo cuesta arriba. Además, cuando el local ya había realizado los dos cambios, De Césare jugó los últimos minutos lesionado y esto era explotado por los delanteros de Los Andes.
En otro contraataque, Grecco derribó en el área a Franchoni. Penal y expulsión para el arquero de Temperley. Verón ocupó el arco y le atajó remate penal a Vega, pero el rebote fue aprovechado por Gaetano, quien le dio cifras de goleada al clásico. Fue 3-0 y a otra cosa. Este triunfo le sirvió al Rojo para ganarle a su vecino luego de diez años. En cambio, para el Cele fue el último partido previo al cierre del club y su alejamiento del fútbol por dos temporadas.
Aquella tarde, Juan Carlos Zerrillo alineó a Julio López; Diego Maslauskas, Diego Salinas, Aldo Guirín, Walter Medina; Marcos Castro (Gabriel Gaetano), Atilio Franchoni, Jorge Vega, Diego Herner; Enrique Romero y Walter Tolosa (Rios). Mientras, Eduardo Ledoiro formó a Sergio Grecco; Marcelo Bottari, Alonso, Gabriel De Cesare, José Salas (Oscar López); Walter Torrillas, Marcelo Choppa, Villalba (Gustavo Vitulano), Verón; Jorge Stranges y Oscar Alé.

Jueves 11 de Marzo de 2010 | Fútbol Profesional


subir