El Partido

Nos vamos un dos temporada a atrás y revivimos el triunfo por 1-0, en cancha de Barracas Central. Aquella victoria sirvió para mantenerse en los primeros puestos y asegurar su lugar en el Reducido. Qué se repita...

Por Pablo García

Faltaba poco para la finalización del torneo 2007/08. Ambos luchaban por cosas importantes y necesitaban la victoria. Los Andes cumplía una segunda rueda irregular y, a pesar de la buena suma de puntos que había acumulado, veía amenazada la clasificación al Reducido porque varios equipos se acercaron. San Telmo estaba comprometido con el promedio y peleaba con Defensores de Cambaceres y Acassuso para evitar la zona roja. La cita fue en la cancha de Barracas Central, donde el Candombero era local y el Milrayitas no jugaba ahí desde 1957, cuando perdió por 1-0 con el dueño de casa.
El partido se hizo luchado, donde prevaleció más el cuidado defensivo que el ataque. A ambos equipos le faltaban ideas, sobraban las imprecisiones y jugaron lejos de los arcos. Telmo intentó por medio de centros, donde el más peligroso fue Coria. Recién, a los 22 minutos, la única jugada peligrosa del CALA llegó por medio de un tiro libre de Bustamante, que paso cerca del palo derecho del arquero local. Minutos después, Ciavarelli buscó la cabeza de sus compañeros y Lucho Díaz controló en dos tiempos cuando lo acosaba el Negro Coria. Así, con las manos vacías, se fueron al descanso sin nada.
Sin embargo, las cosas cambiaron en el complemento. Llegaron las emociones… Petete Trimarchi y Ciavarelli remataron al arco de Luciano Díaz, que resolvió con tranquilidad. Hasta que sobre los 9´, un centro de Bustamante es despejado de cabeza a medias por Nievas, Darío Ruiz aprovechó el rebote, envió un centro y el Gordo Ávalos se anticipó al arquero. Gol y ventaja para el Milrayitas.
Esto abrió el partido: el Candombero fue a buscar la igualdad y la visita aprovechó los espacios para el contragolpe. De esta manera pudo aumentar el CALA, cuando otro centro bajo de Ruiz, ante la complicidad de la defensa local, dejó solo Tridente frente Evangelisti, que le ganó la pulseada tapando el arco y mandando la pelota al corner. Telmo, a pesar de la desesperación e imprecisión, tuvo dos ocasiones claras que su nueve no pudo transformar en gol. La primera fue un centro y, tras una pifia de Sardi, le quedó a Coria, que solo, con todo el arco a su merced, no pudo definir ante la buena respuesta de Lucho. Y luego, otro centro de Trimarchi y Coria cabeceó a las manos del guardavalla visitante. Sobre el final, contragolpe encabezado por Tridente, dejó un hombre en el camino y cedió a Darío Ruiz, que remató cruzado pasando muy cerca del palo más lejano del uno local. Así, el Milrayitas ganó y acumuló una racha de tres victorias consecutivas. Además significó obtener nuevamente  los tres puntos de visitante, ya que no lo lograba desde hace siete partidos (contra Defensores de Belgrano por 2-0 en Nuñez).
Aquella tarde, el entrenador visitante formó a Luciano Díaz; Juan Tissera, Patricio Grgona, Mariano Sardi, Cristian Vega; Darío Ruiz, Marcos Britez Ojeda, Maxi Natalicchio, Gonzalo Bustamante (Claudio Ruiz); Martín Ávalos (Walter Sosa) y Jonatan Tridente (Martín Asencio). Mientras, Gustavo Cisneros alineó a Leandro Evangelisti; Juan Mónaco (Luca Andrich), Carlos Inda, Jesús Nievas, Rodrigo Maquieira; Carlos Ciavarelli (Juan Corral), Gabriel Gandarillas, Facundo Lemmo; Gustavo Sever; Adrián Coria y Marcelo Trimarchi.

Martes 26 de Enero de 2010 | Fútbol Profesional


subir