Se agrandó la familia

Facundo Coyra fue papá primerizo y quiere disfrutar de su gran momento con una victoria ante el Dragón. “Espero que mi hijo venga con muchos triunfos y el ascenso que tanto deseamos”, anheló el volante. Vamos Thiago, vos sos el talismán...

Por Leandro Saltamerenda

El 2009 no fue el mejor año para Los Andes. Sin embargo, si hay un jugador en el plantel que puede sacar conclusiones positivas ese es Facundo Coyra. El volante dejó atrás las lesiones y pudo completar la temporada como él quería: jugando al fútbol. Dueño de un sacrificio admirable, el Cabezón se ganó la confianza del entrenador Germán Corengia y el próximo sábado ante Defensores de Belgrano volverá a estar presente en el once titular. “Sabemos que este semestre es muy importante para nosotros y ojalá que podamos cumplir el objetivo que nos propusimos. Por suerte hicimos una pretemporada muy buena y ahora queremos empezar el campeonato de la mejor manera”, expresó. Esa es la ilusión de todo Lomas…
“En lo personal me fue muy bien. Más allá de que no nos acompañaron los resultados, yo pude volver a jugar, tuve continuidad y cerré el año con el nacimiento de mi hijo”. Stop, sus últimas cuatro palabras no pasan por alto. Te obligan a la repregunta y él contesta: “El 23 de diciembre fui papá por primera vez y la verdad que con mi señora Natalia estamos muy contentos. Es un regalo hermoso”. Sí, se agrandó la familia Coyra y también la Milrayitas. Para que no queden dudas, Facu ya dejó en claro lo que quiere: “Espero que venga con muchos triunfos y el ascenso que tanto deseamos”. Contra el Dragón, Thiago va por el primer paso…

Jueves 21 de Enero de 2010 | Fútbol Profesional

subir