¡Mirá quién vino!

Medio siglo de historia milrayitas en un vestuario feliz

Foto: el uruguayo Villagrán y el Chango Ibáñez, preparándose para salir ¿No es demasiado fútbol junto? 

Por Leo Torresi

Si está el Pato -qué Pato va a ser- no hay que contratar animador. Una víctima: Carlitos López: "Menos mal que cuando cambiaron el reglamento ya no jugabas más. Qué malo era con los pies", lo atendió al arquero en la previa del partido de las glorias milrayitas.

En un rato, el vestuario del Gallardón se pobló de viejos habitantes que no lo visitaban hacía años. Como el caso de Justo Meza, que no había vuelto desde el 92. El Negro, con Omar Torres, y Walter Medina rearmaron la defensa del último equipo de Los Andes que salió primero en un campeonato. El de la temporada 1991/92. El desempate con Ituzaingó es la espina, pero ¿quién les quita el mérito? De ese equipo también estuvo el caudillo del medio: Héctor Atilio Franchoni.

Los tranquilos de siempre: el Chango Ibáñez y el Cuca Arce, veterano del ascenso de 2000. como los Gaby Caiafa y Lobos y ese que estuvo en todas -el 92, el 94, el 2000-: el Negro Romero, flaco como siempre, a los 41 ¿No está para jugar este muchacho? Capaz hasta lo alcanza a Tato Giorgi que -pidámosle permiso a la estadística- el lunes feriado jugó su partido número 360 con la milrayitas.  

Eduardo Pizzo y Luisito Escobedo exhibieron sus reflejos de DT y armaron los equipos, con lógica asesoría de Jorge Ginarte. El Gordo aglutinó a viejas estrellas que ya no están para el trote pero acompañaron desde el banco: De Felice, campeón del 60, que trajo fotos y todo; Scianda, de los años de oro en Primera; y Cobián, y el entrenador Abrodos.

"¡Vamos Los Andes, carajo!", le salió gritar naturalmente al Pato cuando terminó el partido. Nada extraño. "¡Vamos, Los Andes, carajo", le hicimos coro. 

 

         

Martes 13 de Octubre de 2009 | Info Diaria

subir