Nelson los guía

En la previa de la jornada del sábado ante Atlético Rafaela, el Sitio Oficial compartió un reportaje con Nelson Videla, entrenador de la Cuarta y Quinta División. Sí, dos de las mejores categorías del Milrayitas. A ver qué cuenta...

Por Leandro Saltamerenda

Estamos llegando a una etapa importante en el torneo, ¿cuál es el balance que haces de tus categorías?
Nosotros, es decir aquellas personas que formamos parte del cuerpo técnico, consideramos que los chicos a lo largo de la temporada han crecido mucho, ya sea desde el punto de vista físico, técnico y táctico. Quizás en este semestre, después del párate largo que hubo, en los resultados se empezó a notar un poquito más. Somos concientes de que en la primera parte del año nos costó y fue complicada la adaptación a la categoría, al nivel de los otros equipos, al rodaje de competencia. Pero hemos mejorado y a la larga se están viendo los frutos.


¿Te sorprendió el nivel de Los Andes? Porque mostró una paridad importante ante rivales como Boca, San Lorenzo…
En un punto lo esperaba que sea así. La idea es sacar lo mejor de cada jugador, y creo que lo fuimos logrando con el paso del tiempo. Hay veces que sale, y otras que no. Además, los chicos se motivan muchísimo cuando tienen que enfrentar a estas potencias. Por ejemplo, si una categoría rinde se exigir mucho más, y a la larga cuando les toca jugar con Boca o River no se siente tanto esa diferencia.


Si uno hace un análisis detallado ve que la Cuarta había arrancado muy bien, y ahora es la Quinta la que está consiguiendo mejores resultados, ¿en cuánto influyó la cantidad de jugadores que subieron a Primera División?
Y en la Cuarta se sintió bastante. Eran chicos que venían jugando y al estar en actividad constante, los que se quedaban afuera ahora les cuesta encontrar ese ritmo. Pero en estas últimas semanas mejoramos y tal vez necesitábamos un poco más de trabajo. En cambio, en la Quinta fue una división que al principio esperábamos mucho más, y recién en esta segunda parte del año encontró una regularidad. Realmente hay futbolistas en un gran nivel y toda la categoría es muy pareja. Cualquiera que le toca entrar no se nota y eso es muy positivo.


¿Cómo se trabaja semana a semana en Villa Albertina? Porque hay factores externos que pueden repercutir en el nivel o el estado de ánimo de los jugadores
Seguro, siempre hay problemitas o falencias, pero desde nuestro lado tratamos de darle lo mejor a los chicos. Trabajamos a conciencia y con el objetivo de ellos estén preparados para llegar bien al fin de semana. Y después aspiramos a que la gran mayoría, aunque es difícil, estén en el plantel de la Primera División.


Y, ¿cómo juega en la cabeza del futbolista el contexto social, lo nutricional, por citar algunos ejemplos?
Sí, hay muchas cosas de las cuales nosotros estamos ajenos. No sé, por ejemplo puede haber chicos que vienen a entrenar, hacer un gran trabajo, juegan bien el sábado, y por ahí la alimentación que tienen en sus casas no es la mejor. Algunos no tienen los recursos necesarios y tal vez comen una vez al día. Eso lo más terrible, y lo que se hace acá es todo a pulmón. De nosotros y de los chicos, que dejan muchas cosas de lado por estar acá.


En este último tiempo, las Divisiones Inferiores han crecido bastante. ¿Cuánto importante es para ustedes?
La verdad, nosotros estamos conformes. Vinimos para tratar de que el club crezca en este aspecto, y creo que lo fuimos consiguiendo. Los resultados nosotros los vemos, pero es para que lo asimilen los chicos, que a la larga son lo primordial y por quiénes estamos trabajando. Y después si miramos la tabla duele verse en el fondo, pero nosotros en ningún momento les exigimos a los chicos ganar todos los partidos ni tampoco nos lo exigieron a nosotros. Sí sabemos que los triunfos te cambian el ánimo para entrenar en la semana, hace que el grupo esté más metido, pero apuntamos a que las Inferiores mejoren en otros aspectos. Nuestra obligación es formar jugadores y que llegue a la Primera División.  

Viernes 2 de Octubre de 2009 | Fútbol Amateur


subir