El Colo de Lomas

Al igual que Leo Fino, el delantero Rodrigo Acosta tuvo su bautismo en este torneo y dejó su sello en la victoria de Los Andes sobre Brown (A). A ver, cuáles habrán sido sus sensaciones...

Por Leandro Saltamerenda

Tuviste la posibilidad de jugar tu segundo partido (el primero fue ante Central Córdoba, el 23/05/08 por la 42ª fecha del Torneo de la Primera B 2007/08), con la camiseta de Los Andes, ¿cómo lo viviste?
Bien, tal vez entré un poquito nervioso y me ahogué, pero después pude tranquilizarme y disfrutarlo. Fue un momento muy lindo, y más que se dé acá que es el club de mis amores y dónde arranqué toda mi carrera.

Además tu entrada se dio un pasaje del encuentro que se podía jugar y había muchos espacios…
Sí, a ellos le habían expulsado un hombre en el primer tiempo y eso nos simplificó mucho más las cosas. Los chicos hicieron un gran trabajo, jugamos muy bien con la pelota, y cuando yo entre tuve mucha libertad para moverme.

Te quedaste con las ganas de hacer un gol…
Y, las ganas siempre están. Uno lo que quiere, ante todo, es ganar y después convertir. Por suerte nosotros pudimos recuperarnos y conseguir un triunfo. Me parece que lo más importante era festejar en casa y mostrar cuál era la verdadera realidad de este equipo.

¿Creés que fue oportuno este cambio de actitud?
Sí, veníamos mal anímicamente y eso en la semana se siente. A nadie le gusta perder o jugar mal, pero por suerte dejamos en claro que Los Andes tiene jugadores y plantel para dar mucho más.

Ahora se viene el partido con Colegiales, ¿lo ideal sería mantener una misma base y darle más rodaje a esta formación?
Puede ser, pero no sé si mantener la base porque este es un grupo que tiene mucho recambio y de todos los jugadores que estamos cualquiera puede entrar en cualquier momento. Están todos muy bien, están todos muy preparados, y se está dando una pelea sana dentro del plantel.

¿Cuánto importante es para los juveniles ir ganando minutos de competencia y estar bajo la consideración del técnico?
De por sí, sinceramente se siente muy bien el hecho de compartir una experiencia así con este plantel. Hay gente excepcional, muy compañera y que te ayuda mucho. Y eso para los más chicos es más fácil. Te podés adaptar mejor y cuando salís a la cancha estar con más confianza.

Por lo pronto ya estás cumpliendo el sueño de defender esta camiseta...
Sí, de a poquito lo voy a cumpliendo. Siempre intentando dar lo mejor y esforzándome en cada práctica y cada partido que me toque jugar.

Domingo 20 de Septiembre de 2009 | Fútbol Profesional

subir