LOS ANDES 1 ARMENIO 2

Peor imposible. El Milrayitas volvió a jugar muy mal y perdió como local ante el Tricolor. El reencuentro con su gente no fue como se esperaba. Ahora hay que recuperarse frente a Flandria, el próximo martes en Jáuregui.

Por Leandro Saltamerenda

Se habían depositado muchas esperanzas en este equipo. Volver a la B Nacional era el anhelo de todos. El primer partido de Defensores de Belgrano, más allá de esos cuatro minutos fatales, dejó más conclusiones positivas que negativas. Después vino el sufrido triunfo frente a San Telmo y las ganas se renovaron. Pero, desde el último domingo hasta esta tarde se hizo todo mal. Muy mal. Los Andes cayó sin atenuantes en Mataderos en la fecha pasada y este sábado tenía la posibilidad de recuperarse ante sus hinchas. Además era el reencuentro tras la Promoción perdida con Deportivo Merlo. Igual, parece que no importó. Un golpeado Milrayitas hizo lo que pudo en la cancha y recibió otro mazazo, esta vez de manos de Armenio. Sí, el conjunto de Luis Blanco dejó a la vista todos sus defectos y se fue del campo de juego cabizbajo, dolido, silbado por su mismo público. Peor imposible…
Te lo habíamos dicho. Se veían cambios y así fue nomás. En total presentó cuatro variantes respecto a la caída con Nueva Chicago. Adentro Julián Bogao, Matías Raposo, Albano Becica y Martín Avalos. Afuera Patricio Grgona (por expulsión), Nicolás Martínez, Alejandro Friedrich y Luis Rodríguez. Se probó con otro sistema táctico, pero tampoco funcionó. Recién cuando logró el empate parcial en el segundo tiempo mostró una faceta más convincente. Por lo menos tuvo actitud y se sacó de encima la mochila de protagonista. Sin embargo, un nuevo tiro de esquina llegó al corazón del área y chau amorío de verano. La levantada del Milrayitas duró apenas 8 minutos, muy poco para un equipo que tiene pretensiones de pelear el campeonato. Porque durante el primer tiempo, pese algunos intentos individuales de Albano Becica y Luis Rivero, el local no inquietó el arco de Marcelo Luca. Solo un dísparo cruzado de Martín Avalos se puede contabilizar como situación de peligro. Y, ¿los de Hugo Smaldone? Hicieron su juego, fueron inteligentes y esperaron bien ordenados en defensa. Qué se le puede pedir a un equipo que había igualado en las tres presentaciones y llegaba con un promedio de gol de 0,3 por partido. Si el rival se cierra, vos tenés que buscar la llave para abrir el camino. Pero no. Los Andes se encegueció y en ningún momento pudo imponer su fútbol.
Tampoco lo hizo en el segundo tiempo. Más allá de las ganas del Gordo Avalos y de la buena entrada de Jaime Molfeso, el Milrayitas fue una sombra. Poco juego asociado, poca presión, poca vocación ofensiva, poco todo. Ni siquiera mostró seguridad con las pelotas aéreas. Y eso que hay jugadores altos. Dos goles de cabeza la semana pasada, dos goles de cabeza este sábado. Primero abrió cuenta Lorenzo De Jesús, tras un córner de Miguel Cisterna, y luego hizo lo propio el ingresado Diego Medina. Fueron dos cachetazos letales. De uno pudo levantarse, del otro no. Porque el empate transitorio de Daniel Giménez (tercer tanto en el torneo) no nos dejó nada. Fue un grito aislado y ya quedó en el olvido. Ahora lo que cuenta (o lo que resta) es la segunda derrota consecutiva. Eso es lo más terrible. El CALA tenía las armas suficientes para hacer valer su poderío y dejar en claro que el golpe contra Chicago había servido de lección. Y no pasó. Acá no importa si el árbitro se equivocó o te anulan mal dos goles. El análisis es más profundo. Este 2-1 que se llevó Armenio del Gallardón nos obliga a replantearnos un montón de cosas. Será tarea de este plantel resolver los problemas en lo inmediato. No sabemos si es bueno o malo que el próximo partido se juegue en tan solo tres días. A veces se necesita tiempo para trabajar, y en otras ocasiones se busca una revancha lo antes posible. La última palabra la tienen los jugadores y esperemos que el martes con Flandria se muestre otra imagen. Todos lo pedimos. Todavía estamos a tiempo de reaccionar…


SINTESIS

Los Andes (1): Walter Cáceres; Cristian Vega, Ignacio Celaya, Julián Bogao, Walter Alcaraz; Facundo Coyra (ST 16` Luis Rodríguez), Matías Raposo, Luis Rivero (ST Jaime Molfeso); Albano Becica (ST Darío Ruiz); Daniel Giménez y Luis Rodríguez. Suplentes: Luciano Díaz, Sergio Bogado, Javier Bergés y Alejandro Friedrich. DT: Luis Blanco.


Deportivo Armenio (2): Marcelo Luca; Néstor Fernández, Lorenzo De Jesús, Ezequiel Kilmot, Marcos Torres (PT 16` Diego Brutto); Sebastián López, Diego De la Vega, Jorge Coria; Miguel Cisterna (ST 14` Maximiliano Cipollone); Rodrigo Molina (ST 20` Diego Medina) y José Pelanda. Suplentes: Nicolás Perassi, Agustín Pérez y Oscar Esquivel. DT: Hugo Smaldone.


Goles: ST 2` De Jesús (A), 28` Giménez (LA) y 36` Medina (A).

Amonestados: PT 32` Fernández (A); ST 32` De Jesús (A).

Arbitro: Germán Bermúdez.

Asistentes: Jorge Díaz y Mariano Ruas.

Cancha: Eduardo Gallardón.

Sábado 12 de Septiembre de 2009 | Fútbol Profesional


subir